viernes, 24 de julio de 2009

Sexología

AYUDANOS CLICKEANDO EN UNA PUBLICIDAD. GRACIAS.
Enfermedades venereas

Como el nombre lo indica, las enfermedades venéreas pueden ser y generalmente son transmitidas mediante el coito (sexo), ya sea vaginal, oral o anal. En ciertos casos en los cuales una enfermedad venérea ha infectado la garganta o la boca, es posible que la enfermedad pueda transmitirse a otra persona a través de un beso profundo, en el cual, se intercambia saliva.

Ciertas enfermedades venéreas, entre otras la sífilis, la gonorrea, la chlamydia y el virus que causa el SIDA, pueden ser llevadas en la sangre; en consecuencia, hay riesgo en lo que respecta al manejo de agujas hipodérmicas y jeringas contaminadas. Diversas pruebas se realizan en la sangre donada para reducir el mínimo el riesgo de los pacientes que reciben transfusiones de sangre.

Algunas enfermedades venéreas pueden ser transmitidas de una madre infectada a su hijo en el útero (la matriz), durante el parto y a través de la leche materna.

Enfermedades venéreas

Prevención

Una persona puede tomar varias medidas para evitar contraer una enfermedad venérea o transmitir una enfermedad venérea a otra persona. Aquí están algunos hechos importantes a saber:
  • Una relación sexual monógama entre dos personas no infectadas es la mejor manera de evitar contraer una enfermedad venérea.
  • Los bebés recién nacidos pueden contraer ciertas enfermedades venéreas de una madre infectada, incluyendo el SIDA, la gonorrea, la sífilis, el herpes genital y la chlamydia. En algunos casos, el riesgo puede reducirse y hasta ser eliminado si la madre se diagnostica y se trata contra las enfermedades venéreas durante el embarazo.
  • Cuando se realiza actividad sexual, el uso correcto y consistente de un condón de látex nuevo con cada acto sexual, es un método sumamente eficaz para prevenir la transmisión del virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) -el virus que cusa el SIDA- y reduce el riesgo de contraer otras enfermedades venéreas, incluyendo la gonorrea, la sífilis, el herpes genital y la chlamydia. El condón deberá lubricarse con base de agua, ya que un lubricante con base de aceite (como la jalea de petróleo) podría debilitar el látex. Afortunadamente, la mayoría de los condones, que se venden en el comercio ya vienen lubricados, inclusive existen algunos en el mercado que contienen un espermaticida como el nonoxinol-9, que brinda un efecto protector mayor para evitar el embarazo.
  • Los condones de membrana natural no son tan seguros como los de látex, ya que tienen poros que ocurren naturalmente que son lo suficientemente pequeños para prevenir el paso del esperma, pero lo bastante grandes como para permitir el paso de los virus en los estudios de laboratorio.
  • Según estudios de investigación, "la eficacia de los espermicidas en prevenir la transmisión del VIH es desconocida. Los espermicidas empleados en la vagina pueden ofrecer alguna protección contra la gonorrea y la chlamydia cervical. No existe ningún dato que indique que los condones lubricados con espermicidas, son más eficaces que otros condones lubricados en proteger contra la transmisión de la infección por el VIH y otras enfermedades venéreas. En consecuencia se recomiendan los condones de látex, con o sin espermicida".
  • Cuando no puede usarse un condón masculino, las parejas deberán considerar usar un condón femenino. Este consiste en una envoltura lubricada de poliuretano con un anillo en cada punta que se inserta en la vagina. Los estudios de laboratorio indican que el condón femenino es una barrera mecánica eficaz contra el VIH y otros virus. Sin embargo, aunque no es probable que los condones masculinos se deslicen o rompan durante el uso adecuado, los estudios clínicos indican que el condón femenino tiene una tasa mayor de fracaso para la prevención de embarazos.
  • Aunque un condón se use y funcione adecuadamente, no siempre proporciona protección completa a los miembros de la pareja; por ejemplo, un hombre con una lesión herpética en un testículo podría infectar a una mujer durante el sexo ya que el condón no cubre los testículos.
  • Los niños adolescentes deberán ser educados acerca de los riesgos de la actividad sexual sin protección. También deberán ser advertidos sobre los peligros de manejar las agujas hipodérmicas y las jeringas, las cuales pueden estar contaminadas con ciertas enfermedades venéreas.
  • Las mujeres que sufren de infecciones vaginales deben recibir tratamiento y curarse antes de usar el dispositivo intrauterino (DIU). En el mundo, las infecciones vaginales más comunes son las siguientes: vaginosis bacteriana, causada por bacterias anaerobias entre las que figura la Gardnerella vaginalis; la tricomoniasis, infección protozoaria causada por Trichomonas vaginalis; y la candidiasis (muguet), infección micótica causada por Cándida albicans.

Los síntomas de la vaginosis bacteriana pueden incluir flujo vaginal mal oliente, aunque muchas mujeres infectadas no tienen (o no reconocen) síntomas. La tricomoniasis puede causar un flujo vaginal espumoso y amarillento, picazón o malestar. La candidiadis puede manifestarse con un flujo espeso y blanco y con picazón e hinchazón. Los síntomas solos no sirven para identificar de forma fiable los organismos vaginales específicos. Se pueden tratar con antibióticos u otros medicamentos.
Una persona que sospecha que él o ella ha contraído una enfermedad venérea, ha sido expuesta a una enfermedad venérea, está tratándose contra una enfermedad venérea o tiene una lesión herpética activa, deberá buscar tratamiento u orientación médica antes de:

  • Realizar más actividad sexual.
  • Tratar de concebir a un bebé
  • Donar sangre.

La persona diagnosticada con una enfermedad venérea deberá notificarle a todo compañero sexual que él o ella la puede haber infectado inadvertidamente, e insistir que la persona o las personas busquen atención médica profesional.

No se obtiene protección contra las enfermedades de transmisión sexual con los métodos que no son de barrera, incluidos los anticonceptivos hormonales (la píldora, el Norplant), los dispositivos intrauterinos (DIU), la esterilización, ni los métodos de planificación familiar natural.

Es posible que los anticonceptivos hormonales se relacionen con un mayor riesgo de contraer clamidiasis, pero tal vez reduzcan el riesgo de sufrir enfermedad pélvica inflamatoria sintomática (EPI).

Una vez que una persona se haya curado de una enfermedad venérea, no se hace inmune a esa enfermedad venérea, en otras palabras, es posible ser reinfectado.

Los chequeos regulares por un médico familiar o por un ginecólogo pueden ayudar a detectar y diagnosticar las enfermedades venéreas.

Enfermedades venéreas


Diagnostico

Cuando un médico sospecha que un paciente puede haber contraído una enfermedad transmitida sexualmente, el diagnóstico se hace mediante la prueba de sangre o el análisis de los cultivos del líquido o el tejido tomado del sitio de la infección. Cuando hay razón para sospechar la gonorrea, la sífilis o la chlamydia o una exposición a cualquiera de estas enfermedades, los médicos habitualmente realizan pruebas para la detección de las tres. Es posible tener más de una enfermedad venérea a la vez.


¿Pueden curarse las enfermedades venéreas?

Si el tratamiento empieza temprano, la mayoría de las enfermedades venéreas pueden curarse, con pocos o ningún efecto grave o permanente para la salud. Dos excepciones son el herpes simple y el SIDA. El herpes simple no puede ser curado, pero puede ser tratado y administrado a través de cambios en la medicación y en el modo de vida. El SIDA, la enfermedad venérea más grave que el mundo enfrenta hoy, ya que es altamente mortal, se describe a continuación.

HIGIENE SEXUAL
Para evitar todo tipo de infecciones en general, resulta imprescindible mantener una higiene genital diaria. Los fuertes olores provenientes de la zona genital suelen denotar infección.

HOMBRE

Higiene: Baños o duchas diarias. Los penes no circuncidados deberán limpiarse con mayor atención en la zona del glande, echando hacia atrás completamente el prepucio, para evitar acumulación de secreciones. Cualquier secreción extraña debe ser consultada con el médico.

Autoexamen: Consiste en examinarse los testículos regularmente. El cáncer de testículos, el más común entre hombres jóvenes, tiene un índice de recuperación del 90% si se detecta a tiempo. El mejor momento para examinar los testículos es después de una baño o una ducha, ya que la piel del escroto está más suelta. Enrolla cada testículo entre el pulgar y los dedos, moviendo la piel con suavidad y palpando toda la superficie en busca de cambios de textura, tacto, tamaño y peso. Es posible que el epidídimo (una masa muy rizada de tubos que almacenan el esperma al final del testículo) se note más duro al tocarlo, pero no debe confundirse con un tumor.

MUJER

Higiene: Es recomendable limpiarse después de cada deposición de la vagina al ano, para evitar que los gérmenes provoquen infección genital.

En la limpieza genital diaria no conviene enjabonarse los labios para evitar irritación de los tejidos de la vulva.

Es recomendable tomar duchas o baños regulares durante la menstruación. No utilizar, salvo prescripción médica, irrigaciones ni desodorantes vaginales.

Después del coito, un lavado vaginal no sólo es ineficaz anticonceptivamente hablando, sino altamente no recomendable, ya que se destruye la flora vaginal aumentando los riesgos de infección. Cualquier secreción extraña debe ser consultada con el médico.

Autoexamen: Mediante el examen regular de los pechos pueden detectarse bultos, cambios en la forma o secreciones de los pezones. La mujer debería examinarse los pechos una vez al mes. Lo mejor es hacerlo dos o tres días después de la mestruación, cuando es menos probable que los pechos estén sensibles.

Tras la menopausia, la mujer debe explorarse los senos el mismo día todos los meses. Un bulto podría ser un tumor maligno, aunque es más probable que no sea nada serio: tal vez se deba al síndrome premenstrual, o un quiste (un saco lleno de fluido), un fibroadenoma (un bulto firme e indoloro) o un absceso (una acumulación de pus). La secreción cervical o de los pezones es un procedimiento rutinario de examen que permite la detección temprana de células anormales en el cérvix.

El test debe efectuarse por todas las mujeres sexualmente activas cada tres años. La prueba de la mucosidad cervical es muy importante para quienes tengan herpes genital, ya que está asociado con un mayor riesgo de cáncer. También es importante que cualquier mujer que haya tenido relaciones sexuales con un hombre con verrugas genitales se haga una revisión cada año durante toda su vida, ya que tiene más posibilidades de desarrollar una condición precancerosa en el cérvix.

ANTICONCEPTIVOS

Existen hoy muchas maneras de que la mujer no quede embarazada. Varios anticonceptivos, además del tan conocido condón, son un buen método cuando lo que no se quiere es la fecundación femenina. Aquí todo lo que hay que saber de cada uno de ellos.

Cuál elegir y por qué

Primero, es bueno tener claro que no existe ningún método anticonceptivo ciento por ciento seguro. Después, que la elección del método es una decisión que la persona -o la pareja- ha de decidir de manera libre, teniendo en cuenta una serie de factores como: el tipo de relaciones que mantiene, la frecuencia, la edad, el estado de salud, la pareja, la recomendación del médico, etc. Para que la elección sea correcta es preciso conocer los diferentes métodos.

Métodos erróneos

Es bueno saber muy bien cuáles son los métodos anticonceptivos y diferenciarlos correctamente para no cometer errores que luego derivan, en algunos casos, en aborto. Si esto o la continuidad del embarazo se quieren evitar hay que tener en cuenta que ciertos métodos no sirven como métodos de anticoncepción, éstos son: coito interrumpido (en este caso existe el fluido pre-eyaculatorio, que sencillamente puede embarazar), lactancia prolongada (antes se creía que después de un parto, mientras la madre daba de amamantar al bebé, no había posibilidad de embarazo. Puede que tenga algo de cierto, ya que la lactancia demora el retorno de la menstruación, la ovulación y la concepción después del parto; pero no se puede determinar con seguridad la duración de dicho periodo), realizar después de haber tenido relaciones sexuales lavados vaginales, o tener sexo durante la menstruación.

Sexo seguro y saludableLos métodos que sirven

El primer método sumamente efectivo es el no tener relaciones sexuales, pero para aquellos que disfrutan de este acto pueden elegir varias alternativas. Una ellas puede ser llevar a cabo el método natural. Éste consiste en abstenerse de mantener relaciones con penetración en los días de máxima fertilidad, ya que no todos los días del ciclo menstrual (periodo que transcurre entre cada regla) existe la misma probabilidad de embarazo. Los días en torno a la ovulación (momento en que del ovario se desprende un óvulo) son los días de máxima fertilidad. Un requisito esencial es tener ciclos regulares. Pero como una mujer puede adelantar o retrasar el periodo por un examen, una emoción fuerte, un viaje, etc., este método no resulta exacto.

Luego se encuentran los métodos mecánicos o de barrera, los cuales son:

- Preservativo masculino:
funda, de látex, que tiene como función impedir el contacto directo entre el pene y las paredes de la vagina. Se coloca desenrollándolo en el pene en erección. Éste impide que el semen de la eyaculación entre en la vagina.

- Preservativo femenino:

es una funda de poliuretano, más ancho que el masculino y provisto de un anillo rígido de unos 10 cm. de diámetro en el extremo abierto y de un segundo anillo más estrecho situado en el interior del preservativo.

- Diafragma:
capuchón de goma flexible, con forma de semiesfera. Actúa como obstáculo mecánico tapando el cuello del útero, impidiendo así la entrada de los espermatozoides. Se impregna al mismo, por dentro y por fuera, de crema espermicida. Se ha de colocar unos 10 minutos antes de la penetración (no más de tres horas), y no se ha de extraer hasta pasadas 8 horas desde la última relación, de esta forma se da tiempo a que el espermicida cumpla su función. Si se quiere mantener más de una relación, antes de cada una se debe añadir más crema espermicida, sin sacar el diafragma, con el aplicador que acompaña a los tubos de crema. Transcurridas las ocho horas desde la última relación se lo extrae con el dedo, se lo lava con cuidado y se lo guarda en su caja. No es aconsejable llevarlo más de 24 horas seguidas.

- Dispositivo intrauterino (D.I.U.):

es un pequeño aparato de plástico y metal (cobre o plata) muy flexible, que se introduce en el interior del útero por un médico. Ante su presencia, se segrega mayor cantidad de flujo dificultando el ascenso de los espermatozoides a través de él. Altera el movimiento de las trompas de Falopio obstaculizando la fecundación.

También se encuentran los métodos químicos y hormonales, que son:

- Píldora anticonceptiva:
producto químico compuesto de hormonas sintéticas similares a las naturales de la mujer (estrógenos y progesterona). Impide la ovulación, produce cambios en el revestimiento uterino de forma que dificulta la implantación, y espesa el moco cervical dificultando el ascenso a los espermatozoides.

- Inyección hormonal:

se le administra a la mujer en forma de inyección la cantidad de hormonas de un envase, o más, de píldoras anticonceptivas. La frecuencia de las inyecciones puede ser cada cuatro, ocho o doce semanas. La composición puede variar: sólo de progesterona o combinando estrógeno y progesterona. Produce el mismo efecto anticonceptivo que la píldora.

- Implante hormonal:

éste está formado por seis pequeños tubos del tamaño de una fósforo que se insertan bajo la piel del brazo de la mujer y que van liberando lentamente hormonas sintéticas (progestágeno, similar a la hormona natural producida por el cuerpo de la misma) en el organismo en una dosis constante y muy baja. Estas hormonas evitan que los ovarios expulsen los óvulos además de causar cambios en la pared uterina y en el moco cervical.

- Espermicidas:

existen en el mercado en forma de cremas, geles y óvulos vaginales. Tienen una doble acción, por un lado el inmoviliza o mata a los espermatozoides, y por el otro, forma una barrera que bloquea la apertura del cérvix. Se los debe utilizar siempre en combinación con otros métodos anticonceptivos, ya que por sí solos tienen muy poca eficacia.

Y por último, están los métodos quirúrgicos:

- Ligadura de trompas:
es una intervención quirúrgica que se realiza en la mujer, con anestesia general. Consiste en bloquear las trompas de Falopio (con clips, anillas o electrocoagulación), lo que impide el recorrido del óvulo por la trompa en dirección al útero y por tanto la fecundación. Es permanente e irreversible.

- Vasectomía:
también es una intervención quirúrgica, pero se practica en el varón con anestesia local. Consiste en cortar o pinzar los conductos deferentes con el fin de que el semen eyaculado no contenga espermatozoides.

SEXO SIN TEMOR
El romance, el amor y el sexo son una parte muy importante en la vida, y deben provocarte gran placer y felicidad, nunca malestar

Desde que eres pequeña desarrollas una curiosidad en torno al sexo; recordarás que jugar “al doctor” y “a la casita” con mucha cercanía física se vuelven un poco eróticos, y entonces la educación familiar interviene para determinar lo que es bueno y lo que es malo.

Pero también de niña te enseñaron a alejarte de las personas que quisieran tocar tu cuerpo, a decir no para protegerte de alguien que no tuviera buenas intenciones. Pero hoy que eres adulta, ¿realmente sabes decir no fuerte y claramente?

¿Te sientes presionada?

Si tienes novio, está junto a ti el chico que tanto te gusta o eres casada, debes saber que en cualquier relación sentimental se deben respetar los deseos sexuales de la pareja.

Si tu voz interior te dice que no debes hacer algo, es porque no estás convencida. Entonces di no fuerte y claramente, y ese no incluye desde un beso, hasta una caricia o una relación sexual. Sigue tus sentimientos y no tengas pena de no querer acceder a las presiones de nadie.

Incluso besar a un chico sin estar completamente convencida de querer hacerlo, crea una situación de estrés entre él y tú, y te hace sentir tan incómoda que se puede ocasionar una fractura en la relación.

Cuidado con los pasos en falso

No experimentes cosas nuevas sólo porque los demás lo hacen, tú vive tu propio momento cuando sientas que estás preparada para disfrutarlo y sin sentirte culpable. Piensa que el sexo debe ejercerse libremente, cuando tú te sientas bien y a gusto con la persona con la que estás.

Sé siempre coherente con lo que piensas y actúa de acuerdo con lo que sabes que no te ocasionará sentimientos de culpa o arrepentimiento.

Si tú sientes que alguien te está presionando sexualmente, con un beso, con cercanía física corporal, con la mirada, etc., aléjate de esa persona y si lo crees necesario habla con alguien de tu confianza sobre lo que está ocurriendo y pide ayuda.

Lo mejor es que no te precipites para aceptar tener sexo, porque corres el riesgo de herirte a ti misma. Toma tus propias decisiones, no para darle gusto a nadie más, ni para ser aceptada en algún grupo, sino para sentirte bien contigo y con tu pareja.

SEXO SIN AMOR

¿Es necesario estar enamorada y que él lo esté para vivir una pasión sin límites?

No siempre amamos a quien deseamos, ni deseamos a quien amamos. Y esto a veces crea un cierto mal de conciencia. Pero, ¿acaso no se puede disfrutar de la sexualidad sin que haya un compromiso de por medio? Las opiniones son muchas, y tan diferentes... Pero la opción ha de ser tuya.

La problemática del sexo, como fuerza irrefrenable, ha pasado del más severo de los controles a la más bella de las satisfacciones. Muchas veces el camino hacia el sexo es lo más parecido a una carrera de obstáculos, pero esta vez, morales. Y es que a veces parece que el amor da al sexo una especie de cubierta ética que hace que la vida sexual pueda vivirse sin culpas. Esa moralidad está constituida por un conjunto de normas que nos dicta lo que está bien hacer y lo que está mal.

"Definitivamente está mal tomar al otro como objeto sexual", nos dictan las convenciones culturales y sociales. Pero llegado el momento de la intimidad ¿quién podría afirmar si es sujeto u objeto de deseo? ¿No se es, acaso, las dos cosas al mismo tiempo? El deseo por lo que está por venir Dejarse seducir es un pasaporte a la aventura. Como todo viaje a lo desconocido, implica riesgos y limitaciones a las que una se expone.

Abandonar el miedo y dejarse conducir por los territorios inexplorados del erotismo, propio y ajeno, es posible tanto entre un matrimonio como entre un hombre y una mujer que se acaban de conocer. El deseo aparece cuando no se conoce lo que está por venir. Descubrir el secreto que se esconde debajo de los atuendos cotidianos es una invitación al placer. Es tomarse vacaciones de la realidad, y dar lugar a las fantasías.

Cuando se produce un encuentro con un desconocido lo previsible queda absolutamente de lado, nada sabemos de ese otro: sólo que nos resulta atractivo y nos provoca ese "extraño cosquilleo".

¿Quién pude negar la jovialidad que imprime en nuestro ánimo sentirse deseado por la persona que nos gusta? Se necesita un poco de suspenso, aceptar el desconocimiento de esa "verdad" que será revelada en unos momentos. Esperar con ansias el instante de la revelación, de la experiencia mística de lo extraño

¿DISFRUTAN ELLAS EL SEXO SIN AMOR?

“El sexo sin amor de por medio, te sirve y es de suma utilidad en algunos momentos en que no quería saber de compromisos o líos extraños. Yo después de terminar una relación de seis años, tuve dos encuentros diferentes de sexo sin amor y te digo que los disfrute bastante porque al ser sólo placer como que se intensifica la cosa. Yo lo recomendaría en esas situaciones, te sube hasta el autoestima”, revela Gloria de 26 años, soltera, quien acaba de salir de una relación sentimental estable. En su caso el sentimiento de vacío no existía porque tenía claras las cosas desde el comienzo: “solo placer”.

¿Por qué unas disfrutan y otras no?
La respuesta a las distintas posturas debe tener tantas respuestas como mujeres existen, sin embargo, la reflexión de la diputada socialista española, ex ministra de Cultura y escritora Carmen Alborch, da una luz al respecto. Para ello cita las declaraciones de Carlos Castilla del Pino a El País, en las cuales afirma que en la cultura masculina "el sexo tiene un carácter más compulsivo, quizás porque tenemos erección. Al menos es más visible. La cultura masculina es de exterioridad, la presunción juega un papel importante, mientras que la femenina es de intimidad". Asimismo, pone énfasis en las confesiones de la antropóloga norteamericana Leanna Wolfe "Mi cabeza no podría admitir sexo sin amor, y si de alguna manera se aproximaba lo rechazaba".

Pero ojo, Alborch, autora del libro “Solas” asegura que no todas ven las cosas como Wolfe. “Hay mujeres que pueden separar el sexo del amor, piensan en satisfacer sus propios deseos y creen que combinar sexo con amor es una mera construcción cultural y no una práctica universal. Igualmente, hay mujeres que tienen miedo a las emociones y eluden las situaciones o las relaciones que pueden hacerla sentir víctimas de la necesidad de poseer o ser poseídas. Me contaba recientemente una amiga que, cuando hacía el amor y funcionaba bien, se sentía poseída y se venían abajo todos sus planteamientos, porque notaba el poder masculino y ello la convertía en una mujer dependiente, incluso sumisa. Perdía autonomía.

Por el contrario, algunas mujeres declaran que necesitan afecto y conexión emocional, y consideran el sexo ocasional peligroso y no demasiado divertido. Entonces, ¿por qué hacerlo? De una u otra manera llegan a la sublimación por medio del trabajo, el compromiso político o la vida intelectual, descargan energías a través del ejercicio físico”, explica en una teoría bastante lógica.

Lo claro es que las mujeres tampoco piensan igual todo el tiempo. Pasan por etapas en que su autoestima es más o menos buena y de acuerdo a ello actúan, sienten y quieren. Pero, el sexo sin amor –casual- ya es parte de la experiencia femenina, el cómo se sientan frente a él guarda directa relación con la etapa de la vida en la que se encuentran.

Sexo seguro

Entendemos por sexo seguro la toma de precauciones, que disminuyen el riesgo de transmisión y adquisición de enfermedades de transmisión sexual (ETS), al tener relaciones sexuales.
La abstinencia es una respuesta absoluta para prevenir ETS pero no es práctica ni, en la mayoría de los casos, deseable.

Una relación monógama con una persona de la que se sabe que no ha contraído ninguna ETS es, probablemente, la medida preventiva más aceptable que se puede tomar en la sociedad actual. Conocer a su pareja. Antes de tener una relación sexual con una pareja nueva es prudente resguardarse de la presencia de ETS, especialmente VIH y hepatitis B.

El uso de preservativos por ambos sexos disminuye notablemente la probabilidad de contraer una ETS, pero los preservativos deben usarse adecuadamente. El preservativo debe estar en su lugar desde el principio hasta el final de la actividad sexual y debe usarse cada vez que un individuo se compromete en una actividad sexual con una pareja no monógama u otra pareja sospechosa.

Los preservativos son baratos considerando las consecuencias que se derivan de contraer una ETS.


Otras medidas

Conozca a su pareja
Esto suena obvio, pero mucha gente se compromete en una actividad sexual sin establecer antes una relación comprometida que permita una confianza y comunicación abierta. Usted debería discutir con su pareja historias sexuales pasadas y cualquier ETS o uso de drogas intravenosas, así como también su estado actual de salud. Debe sentirse libre para iniciar o terminar una relación, sin sentirse forzado a tener contacto sexual.
Use barreras para evitar el contacto con el semen, fluidos vaginales o sangre.
Es imprescindible el uso uniforme y correcto del preservativo. El uso adicional de lubricantes puede disminuir el efecto barrera. Se recomienda el uso de preservativos de látex tanto para relaciones vaginales como orales. La gente que elige participar en actividades sexuales que involucran contacto anal debe buscar información adicional para poder reducir los riesgos, consultando a sus propios consejeros o a especialistas en salud pública disponibles en la mayoría de clínicas o centros especializados en VIH.

Permanecer sobrio

El uso de alcohol o drogas puede disminuir la capacidad de comunicación y la coordinación requerida para utilizar barreras o lubricantes. El alcohol y las drogas pueden menoscabar la capacidad para hacer elecciones apropiadas sobre el sexo.
Sea considerado con su pareja
Las personas con infección por VIH o SIDA, desde un punto de vista moral, ético y legal, dichas personas deben advertir a cualquier presunta pareja sexual de su situación. No deben intercambiar fluidos corporales durante la actividad sexual y deben usar cualquier medida preventiva (tal como un preservativo de látex) que aporte más protección a la pareja.
Si está embarazada, tome precauciones

Las mujeres con una ETS deben ser aconsejadas antes de llegar a quedarse embarazadas, ya que su hijo corre riesgo. La mujer embarazada debe pedir atención médica para prevenir la infección en el feto. Las mujeres VIH positivas no deben dar de mamar a su bebé.

Sexo en la tercera edad

El deseo sexual no desaparece, pero es necesario aceptar los cambios físicos y adaptarse a ellos para vivir una sexualidad plena.

Hasta hace pocos años se identificaba el envejecimiento con una disminución del interés sexual, pero los médicos aseguran hoy día que ambas situaciones no tienen por qué estar relacionadas. Hombres y mujeres sufren cambios fisiológicos que condicionan la práctica del sexo, pero la pérdida del deseo se debe más a ciertos factores psicológicos, estereotipos, miedos o falsas creencias. Además de los problemas físicos, también el uso de algunos fármacos muy habituales en la tercera edad pueden dificultar las relaciones sexuales. Todas estas alteraciones tienen solución gracias a eficaces tratamientos que ofrece la medicina actual, pero para disfrutar plenamente del sexo se requiere sobre todo un cambio de mentalidad y aceptar los cambios propios de la edad.

Aunque no es lo usual, también hay quien acepta esta etapa fisiológica con serenidad y curiosidad y su principio vital es: Bien, ha terminado una fase, veamos qué nos depara el futuro.

La fase que sigue a la menopausia se revela para muchas parejas como uno de los periodos más felices de la armonía sexual. Desvinculados del binomio sexo-procreación, pueden vivir las relaciones sexuales con más libertad que nunca. En primer lugar, lo único que se persigue es el placer recíproco, expresar el cariño y el deseo que se siente por el otro. El hecho de no tener que tomar precauciones para evitar un embarazo no deseado abre nuevos horizontes.

La rutina no debe apagar el deseo de vivir la relación con el mismo entusiasmo que en los primeros tiempos.

Cada edad tiene riquezas que ofrecernos y vivir plenamente significa saber apreciarlas y disfrutarlas. Quienes viven mal la sexualidad en su etapa de la madurez son aquellas personas que se han quedado limitadas a un modelo juvenil o incluso adolescente de las relaciones amorosas y sexuales.

Otra cosa es conocerse, gustarse porque se sabe todo del otro, haber profundizado en todos los aspectos y posibilidades del encanto amoroso. La sexualidad en la madurez ofrece a las parejas experimentadas esta riqueza. Se conocen hasta en los detalles más mínimos, cada uno tiene una experiencia completa del cuerpo del otro, sabe exactamente cómo darle placer. Basta con un gesto, una mirada, una sonrisa para desencadenar la magia que lleva a alcanzar el máximo gozo.

Si se deja que hablen los cuerpos, el sexo maduro da respuestas extraordinarias en intensidad y satisfacción. Todo está permitido, todo es posible. Ahora más que nunca.

Como Actuar?

La sexualidad debe vivirse en ésta época, como en todas, con comprensión y, lo que es más difícil, con aceptación. Integrando los cambios inevitables e incorporándolos a la actividad sexual de forma positiva, la frecuencia, el tiempo dedicado a las caricias y a la estimulación. Superando los condicionantes culturales, la aspiración de ver ancianos sin interés sexual, el "abuelito" que sólo lee el periódico y juega al tute, y la "abuelita" que sólo hace ganchillo y un bizcocho buenísimo.

La sensibilidad hacia los cambios del otro miembro de la pareja harán más satisfactoria para ambos la relación, dialogando y compartiendo las experiencias diarias, como a cualquier edad.

La sexualidad no debe interpretarse como rendimiento cuantitativo. La valoración de la cantidad de coitos o de orgasmos sólo es propia de la sexualidad inmadura. Aunque también conviene buscar la manera en que la actividad sexual coital sea tan satisfactoria como siempre, o más. Y para ello es fundamental el hablar de nuestras limitaciones con el médico que nos ayudará en el ajuste de los medicamentos que puedan ser modificados, en la solución de los problemas que sean solucionables. A veces es tan sencillo como una crema de estrógenos para lubrificar y vitalizar la mucosa vaginal de la mujer, y otras no tan sencillo desde la utilización de los últimos tratamientos farmacológicos como el Viagra y las inyecciones intracavernosas (siempre con valoración de su médico), hasta ayudas externas como las bombas de vacío y las prótesis. Siempre solicitar aclaración de todas nuestras dudas, sin ninguna verguenza. Y, por supuesto, nunca...¡NUNCA! aceptar la frase "¿Y a su edad qué quiere...?
Enfermedades que pueden afectar la sexualidad en la madurez:

No todas las enfermedades disminuyen la capacidad sexual. La mala salud física o psíquica puede llevar a una disminución del deseo y a una alteración en la respuesta sexual, sobre todo las enfermedades que desfiguran el cuerpo o alteran negativamente la imagen corporal.

Enfermedades cardiovasculares: los ancianos con enfermedades del corazón no tienen que evitar las relaciones sexuales por pensar que ponen en riesgo su vida, sino acomodar sus relaciones al máximo posible sin que aparezca dolor en el pecho ni sensación de falta de aire. No hay mayor incidencia de muerte súbita durante el coito que en el resto de la población.
Hipertensión arterial: Con una hipertensión leve o moderada no es necesario restringir las relaciones sexuales. Es necesario revisar los medicamentos que se toman para la tensión ya que muchos de ellos pueden disminuir el deseo sexual.
Enfermedades neurológicas: En los mayores con Enfermedad cerebrovascular la actividad sexual no es causa de agravamiento de la enfermedad, la baja autoestima, los problemas de movilidad, de comunicación y la depresión frecuentes en estos pacientes alteran su vida sexual. En la Enfermedad de Parkinson no hay alteración de la sexualidad si los síntomas están controlados. En las Demencias pueden presentarse episodios de inhibición o de exaltación de la sexualidad.
Enfermedades pulmonares: Las relaciones sexuales no se alteran por la propia enfermedad sino por la falta de aire, la mala oxigenación o algunos tratamientos como los corticoides.
Enfermedades urológicas: Son más frecuentes las infecciones urinarias tras el coito. La insuficiencia renal crónica produce deterioro de la función sexual. La incontinencia urinaria no deteriora la función sexual, pero casi la mitad de los ancianos con incontinencia reconocen no mantener relaciones sexuales por la ansiedad y la incomodidad que supone el escape de orina no controlada durante el coito.
Enfermedades Osteoarticulares: No disminuyen el deseo sexual, salvo por la toma de algunos tratamientos. El paciente debe buscar la situación más cómoda que no le produzca dolor.
Enfermedades Metabólicas: En la Diabetes la disfunción sexual es muy elevada (65%), principalmente por las alteraciones circulatorias y de la transmisión nerviosa. Las alteraciones tiroideas también alteran la esfera sexual.
Trastornos Afectivos: Uno de los síntomas de la Depresión es la dificultad para mantener relaciones personales y sexuales placenteras, algunos de los tratamientos empleados también disminuyen el deseo sexual.

¿Es bueno tomar pastillas para el rendimiento sexual?

Es cierto que muchos medicamentos alteran la función sexual normal. La mayor parte de estos fármacos pueden ser igual de eficaces a dosis ligeramente inferiores y otras veces se puede cambiar a otro medicamento alternativo dentro del mismo grupo de tratamiento, que tenga los mismos beneficios, pero no los efectos secundarios sobre la función sexual. Consulte a su médico.

Algunos de los fármacos que alteran la función sexual EN LA MUJER son:
* Aumentando el deseo sexual: andrógenos, ansiolíticos benzodiacepinas.
* Disminuyendo el deseo sexual: antihistamínicos, barbitúricos, cimetidina, espironolactona, antidepresivos tricíclicos, clorpromacina, estrógenos.
* Empeoramiento de la excitación y orgasmo: anticolinérgicos, antidepresivos tricíclicos.
* Agrandamiento de las mamas: estrógenos, antidepresivos tricíclicos.

Y también alteran la función sexual normal EN EL HOMBRE:
* Aumentando el deseo sexual: andrógenos, diazepan, levodopa, haloperidol (bajas dosis).
* Disminuyendo el deseo sexual: los fármacos antiandrógenos empleados en el tratamiento del cáncer de próstata y los medicamentos mencionados antes y que afectaban a la mujer.
* Impotencia: anticonvulsivantes, algunos antibióticos, antiarrítmicos, algunos antihipertensivos (diuréticos, betabloqueantes, calcioantagonistas), ansiolíticos, hipnóticos, antidepresivos, antipsicóticos, levodopa, litio, analgésicos opiáceos, anticolinérgicos, antiespasmódicos, metoclopramida, clofibrato, naproxeno, estrógenos.
* Disminuyen la eyaculación: anticolinérgicos, clonidina, estrógenos, antidepresivos tricíclicos, tiazida, tioridazida.
* Disminución de la testosterona: digoxina, haloperidol (altas dosis), litio, espironolactona.
* Priapismo: heparina, fenotiazidas.

LA VIRGINIDAD
Un tema común entre los jóvenes es el relacionado con la virginidad. Tanto los hombres, como las mujeres a menudo quieren saber qué hacer y cuánto esperar para tener por primera vez relaciones sexuales (es decir, penetración pene-vagina), más adelante aclararemos que los jóvenes actualmente tienen relaciones sexuales y no las consideran como tal.

Para poder dar una respuesta a esto es necesario aclarar que el evento de tener relaciones sexuales por primera vez, sobre todo para el caso de las mujeres, tiene un dignificado social, además del significado propio de las emociones, sensaciones y sentimientos que existen para que una joven decida tener relaciones sexuales.

Este evento en la vida de una persona, esta en medio de los valores familiares, religiosos, sociales, etc., que en muchos de los casos son como frenos que impiden el libre ejercicio del placer de la sexualidad.

Se considera virgen aquellas mujeres quienes no han sido penetradas sexualmente y por lo tanto cuentan con su himen, a pesar de que existen diversos puntos de vista tanto médicos, religiosos y sociales.

Desde la perspectiva social, es virgen aquella mujer que llega al matrimonio sin haber tenido ninguna relación sexual, sin embargo el contexto fisiológico supone que es virgen la mujer que conserva intacto su himen.

A pesar de que las dos tendencias anteriores no son completamente exactas, la existencia del himen se refiere a una delgada membrana elástica que obstruye el paso hacia la vagina y que protege los órganos internos del aparto reproductor femenino. Existen diferentes clases de himen, los cuales pueden ser tan elásticos que incluso se llegan a romper en el momento del alumbramiento. Los hay en forma de rejas, y también muy duros que se quiebran en la adolescencia o infancia al practicar ejercicio o con alguna caída.

Hay mujeres que congénitamente carecen de himen. El himen puede sangrar cuando se desgarra, lo que ocurre durante la penetración en los primeros contactos sexuales o por lesión accidental. Si se ha tomado plena conciencia de perder la virginidad, hay que tomar en cuenta diversos factores que determinarán que la primera vez sea placentera o dificultosa, según las convicciones de quien la experimente.

El experimentar una relación sexual es cuestión de elección personal, para quienes la quieran poner en práctica es importante tener previo conocimiento a lo que se va a enfrentar y a los miedos lógicos de la primera vez. Para muchas mujeres el primer contacto sexual difiere mucho del momento más placentero de su vida o la noche de sus sueños, ya que la penetración se dificulta de sobre manera causando un gran dolor para algunas y sangrado para otras.

Para ello, nada mejor que contar con una pareja de confianza que ayude a ser más placentero el momento. Previo al coito, se pueden poner en práctica juegos que estimulen la relajación de la mente y cuerpo, logrando así una atmósfera idóneo para la penetración.

No sólo la entrada del pene a la vagina es el sexo, esto va más allá de ello, por lo tanto las caricias, los besos y las palabras juegan un papel preponderante en la excitación de ambas partes, que se verá reflejado en el grado de lubricación y así facilitar la penetración, que no siempre tiene por que ser dolorosa.

Desde el punto de vista de algunas religiones, la virginidad es considerada como un tesoro irrefutable que determina la pureza de una mujer, sin embargo los tiempos cambian y actualmente la mujer comienza a conocer más su cuerpo y a descubrir que sus órganos sexuales no sólo fueron hechos para la reproducción, sino también para disfrutar plenamente su sexualidad, ya sea con una pareja o con ella misma.

Y no olvidemos que muchos hombres son también vírgenes en sus años de adolescencia y aún cuando son jóvenes adultos. Los hombres homosexuales, hombres que tienen sexo con hombres u hombres que tienen experiencias de penetración anal con su pareja femenina, pueden también tener una primera experiencia dolorosa, sobre todo si su pareja no es cuidadosa.
Asegurarse de tener suficiente lubricación y darle tiempo al cuerpo para que se estire es lo más importante. Otra vez, los ejercicios de Kegel pueden ayudar a aliviar parte de la incomodidad.

El erotismo debe ser considerado como parte fundamental en la vida del ser humano para un desarrollo sano de la mente y cuerpo, y no como una cuestión pecaminosa y de vergüenza. Si bien es cierto que la virginidad está estrechamente relacionado a un concepto meramente tradicional y religioso, las mujeres no tienen que ser valoradas ni estigmatizadas por el hecho de tener himen o no, pues antes que eso, el valor de un ser humano va más allá de las condiciones sexuales con las que vive.

La virginidad no garantiza el no haber tenido relaciones sexuales, es tiempo de desechar tabúes y miedos que sólo reprimen la sexualidad en los seres humanos y hacen menos satisfactoria la relación entre parejas. Aunque muchos mitos suponen que la virginidad es un sello de garantía de la mujer para el hombre, esto es absolutamente falso, puesto que la mujer no es un artículo que se pueda comprar y después de usado, desecharlo a la basura.

Otra de las creencias populares es que si una mujer sigue siendo virgen es una persona amargada y frustrada, también es absolutamente falso; la decisión de tener relaciones sexuales es una cuestión meramente personal que se hace por convicción.

Acariciar es un arte.
Es muy importante aprender a acariciarse y a dejarse acariciar. No se debe concentrar únicamente en las zonas erógenas comunes, ya que su piel está compuesta de una infinidad de puntos sensibles que deber descubrir día tras día.

Acariciarse suavemente con sus labios y su lengua los lóbulos de las orejas, continuando por el cuello, alrededor de su boca, la nariz y sus mejillas. Continúe por su pecho, siguiendo lentamente sus curvas. Párese en los pezones, chupándolos y lamiéndolos con dulzura. Siga deslizando sus labios por la espalda, los costados, el vientre, la zona anal, la zona interna, los muslos, la parte trasera de las rodillas, el ombligo, los pies, etc...

También es importante morder de vez en cuando todas las zonas descritas anteriormente pero siempre con mucha delicadeza y observando la reacción de su pareja. Muchas personas disfrutan de estos mordiscos incluso durante el acto sexual.

La estimulación por pellizcos es muy gratificante y se debe realizar a través de gestos breves y simples, por todo el cuerpo de la pareja. Normalmente se utilizan los dedos pulgar e índice de la mano, aunque también es posible realizarlos con los labios. En ambos casos hay que ser extremadamente delicado en su ejecución para así obtener el efecto de excitación deseado.

Tipos de Caricias:

Cabellos
El estímulo del cuero cabelludo produce un relax muy placentero al comienzo de la relación.

Orejas El lóbulo de la oreja, la cavidad del pabellón auricular y la zona de detrás de la oreja aumentan su sensibilidad durante la excitación sexual, pero también como prólogo resultan muy sensibles a la estimulación oral.

Ojos Los nervios parasimpáticos de los párpados pueden ser estimulados con algunos besos suaves sobre los ojos cerrados, produciendo una relajación que hace más sensible la relación.

Boca y lengua La sensibilidad de los labios aumenta con la excitación haciéndolos muy sensibles al roce y la caricia de otros labios. La lengua permite un juego activo con las diferentes zonas del cuerpo.

Nuca, cuello y hombros Con las manos o la boca se pueden estimular estas zonas de especial sensibilidad produciendo los placenteros escalofríos.

Zona axilar y cara interna del antebrazo La estimulación manual suave resulta placentera en esta zona, pero siempre que se evite producir cosquillas. Como extensión de la línea mamaria requiere una estimulación muy suave.

Dedos Su receptividad nerviosa es utilizada continuamente para sentir las texturas, formas y rugosidades de las cosas. Esta sensibilidad los convierte en un medio muy adecuado para sentir el cuerpo de la pareja.

Parte interna del codo De carácter secundario y muy lento tiene utilidad en combinación con otras zonas, pero no de forma independiente.

Cintura y cadera Acariciando suavemente toda la superficie de estas partes se produce una estimulación suave que puede combinarse con otras de mayor intensidad.

Espalda A los lados de la columna vertebral se localizan una serie de nervios que pueden estimularse de forma muy efectiva por medio oral o manual, siempre en sentido ascendente o descendente. Frente al hueso sacro existe una zona más sensible que el resto.

Perineo La zona comprendida entre los órganos genitales y el ano resulta sensible a la estimulación manual.

Ano De gran sensibilidad tanto en el hombre como en la mujer, su estimulación sensibiliza toda la plataforma orgásmica.

El beso es el primer contacto con nuestra nueva pareja. Y ese primer contacto puede llegar a ser tan importante como para decidir basándonos en él si tendrá lugar una segunda cita o no. Quizás sean las mujeres las que más importancia le den a ese primer beso.

El primer beso puede ser bastante preocupante para personas muy tímidas, que temen en extremo ser rechazadas. Para ellos un consejillo:Si quieres estar seguro que tu beso será correspondido, coge una mano de tu nueva pareja y colócala entre las tuyas. Si la retira, espera a una mejor ocasión. Pero si el/ella permite este contacto durante unos minutos e incluso coloca su otra mano libre sobre las tuyas, lánzate a por ese beso.Muchas personas, sobre los más jóvenes (y pasionales), confunden la acción de besar con la de pegar sellos: puro ejercicio lingüístico. Nada más lejos de la realidad.

El beso es todo sentimiento, y besamos de forma totalmente intuitiva, ya que no es asignatura en el instituto. Pero dentro de esa intuición, hay ciertas pautas lógicas que debemos tener en cuenta, por ejemplo:

  • Si estáis en un lugar público, evita emitir sonidos. No es muy agradable ir al cine y escuchar los sorbetones de la pareja de al lado.
  • Cuida tu aliento. Sobre todo si uno de los dos fuma el beso puede resultar como pegarle un lametón a un cenicero.
  • Si los dos usáis gafas, quítatelas antes de besar a tu pareja.
  • Y siempre, siempre, traga saliva antes de besar "con lengua". Los besos húmedos están muy bien, pero chorreando no le gusta a nadie.

Y ahora pasemos a los diferentes tipos de besos. Dejaremos, por supuesto, a un lado los besitos esos que damos por compromiso a la familia y conocidos, y que hacen más ruido que otra cosa. Esos no cuentan.

Los besos "sin lengua"

Son los más sensuales. Pero no debéis limitaros al "muac" labios contra labios. Jugad con ellos. Atrapa uno de los dos tu pareja con los tuyos. Besa sus comisuras. Extiéndete por toda su cara, sus mejillas, su frente, sus párpados... Roza sus labios con la punta de tu lengua (sin llegar a introducirla en su boca) entre beso y beso.

Los besos "con lengua"

Comportan una mayor carga sexual. Si están bien dados, claro. En caso contrario, casi revuelven el estómago y ya sabemos con quién no volver a salir en la vida. Porque no consisten en "meter la lengua hasta la garganta", como muchos creen. También deberás tener en cuenta que tal vez a tu pareja le guste respirar de vez en cuando, así que no debemos agobiar con besos demasiado largos y profundos.

Cuando beses "con lengua" comienza introduciendo la punta de tu lengua suavemente en su boca para acariciar con ella la lengua de tu pareja. Juguetea dentro de su boca. Acaricia sus dientes, su paladar, explora su boca. Pero permitiendo que tu pareja también juegue en la tuya.

Lo mejor es alternar los dos tipos de besos para que resulte sensual y sexual al mismo tiempo.

Los besos pueden ser considerados una señal de amor, así que no olvides besar a tu compañero/a con la mayor frecuencia posible.

Todo un Secreto... El Labio Superior de la Mujer

Para muchas mujeres el beso dulce y tierno es uno de los excitantes más eficaces. Pero es importante considerar las distintas fases. Empiece con los labios juntos, tiernos y calientes. Después de cierto grado de excitación siga con besos más intensos y húmedos. Pasado este estado pruebe con la lengua, introduciendo la punta en la boca de su pareja y viendo la reacción de ésta; si al retirar su lengua ella le sigue con la suya, aventúrese a más.

Recuerde que los músculos de la cara y la boca deben estar distendidos, así se podrá establecer un contacto más intenso y gozar de una mayor sensibilidad.

Los tratados eróticos establecen que el labio superior de la mujer es una de las zonas más erógenas de su cuerpo, incluso se hace referencia al canal nervioso que une directamente el labio superior con el clítoris.

El Kama-Sutra al igual que otros textos indica que si el hombre estimula el labio superior de su compañera mordiéndolo y succionándolo suavemente, mientras ella juega en el inferior de él, es muy posible que se provoquen olas de placer para ambos.

La técnica japonesa (Shiatsu) hace referencia también a que el masaje del labio superior en la mujer libera energía sexual y estimula el deseo.

Tipos de Besos:

El beso expresa una amplia gama de emociones, desde la gentileza y la ternura, la consideración hasta las sensaciones profundas de erotismo y de pasión.

  1. EL BESO NOMINAL. Es el simple beso de contacto entre los labios de la pareja.
  2. EL BESO DE SUCCIÓN. La mujer toma entre sus labios el labio inferior de su pareja y lo introduce en su boca mientras el hombre ejerce una movimiento de succión.
  3. EL BESO DE LENGUA. La mujer toca con su lengua los labios del hombre y cerrando los ojos coge al hombre por la sien e introduce la lengua dentro de la boca de su pareja y viceversa.
Otras variantes:
  1. EL BESO DIRECTO. Los dos labios buscan contacto con los de su pareja.
  2. EL BESO INCLINADO. Los dos amantes se besan los labios con la cabeza colgando hacia detrás.
  3. EL BESO VUELTO. Cada uno de los miembros de la pareja gira su cabeza en sentidos opuestos para besarse mutuamente e incluso se pueden coger o acariciar el mentón al mismo tiempo.
  4. EL BESO DE PRESIÓN. En el que uno de los amantes aprieta fuertemente sus labios contra el labio inferior del otro.
  5. EL BESO DE GRAN PRESIÓN. Uno de los amantes, toca con el dedo el labio del otro y además le besa con la lengua.
  6. EL BESO DEL LABIO SUPERIOR DE LA MUJER. El hombre besa el labio superior de la mujer mientras que ella besa el inferior del hombre.
  7. EL BESO GRAPA. Uno de los amantes toma entre sus labios los labios del otro.
  8. EL COMBATE DE LENGUAS. Los amantes introducen sus lenguas en la boca del contrario y tocan también con ellas los dientes al paladar.
  9. EL BESO DE SEGUIMIENTO. Se espera que uno de los amantes inicie la acción de besar y el otro le siga alcanzando un ritmo frenético.
  10. EL BESO DE LOS DOS AMANTES. Entre amantes se juega a quien ser el primero que atrapar con sus labios el labio inferior del otro.
  11. EL BESO DE TENTACIÓN. La mujer besa al hombre de todas las formas posibles y el hombre permanece individual sin corresponder hasta que no puede más.
No olvide los besos de después. Al finalizar la relación sexual es muy importante que bese tiernamente a su pareja en los labios, nariz, el cuello... Así demostrará a su pareja su felicidad por tener al lado una mujer que ha sabido provocarle tanto placer. No olvide que los besos posteriores al acto sexual son tan importantes como los preliminares.

"Cada cosa que uno de los amantes hace por su pareja debe ser devuelta por el otro. Beso por beso, caricia por caricia, golpe por golpe".

KAMASUTRA
Todo el mundo habla del Kamasutra, palabra que se ha convertido en una especie de marca de fábrica para cuestiones de erotismo, relaciones sexuales, productos y juguetes sexuales, lencería y cosmética, sobre todo en Occidente. Al respecto, el Kamasutra es antes que nada un sutra, una composición aforística breve para los Hindúes o una forma básica de las escrituras sagradas en las tradiciones del Budismo Theravada y Mahayana.
Es Uno de los más antiguos tratados del amor y la sexualidad. Durante siglos este tipo de literatura ha sido rechazada por Occidente, de tal manera que llegan a nuestras manos solo unos cuantos fragmentos escritos por varias generaciones de sabios.
Kamasutra presenta un universo de placeres creados y narrados en el seno de una cultura donde la sexualidad poseía un rol central e integral. Esta obra intenta ser una brújula en el laberinto del amor y el sexo. El relato va más allá de un catálogo de consejos para obtener placeres y nos muestra particularidades de una forma de vida diferente. No espere un manual de trucos sexuales para el año 2000 sino un interesante ejemplo acerca de cómo una cultura diversa concibió las relaciones integrales entre hombre y mujer. Eso si, no se lo pierda, algo le va a enseñar.

A continuación una completa lista ilustrativa sobre las posiciones sexuales que ofrece el Kamasutra, clickea en la que quieras conocer a fondo:

Sexo Tántrico

El sexo tántrico se enmarca en en el contexto del Tantra, proveniente de la antigua India y el Tibet. El sexo tántrico era originalmente una práctica abierta a todos, sin distinción de castas que permitía acceder a la trascendencia. Dentro de las premisas fundamentales sexo tántrico, estaba el respeto incondicional por todos y la libertad por igual para todos los seres humanos. El tantrismo del dios Shiva ha sido objeto de persecuciones por diversos invasores de este país: los arios, el Islam en la Edad Media y los ingleses puritanos de la colonización.

“...En el shivaísmo la mujer encarna el poder, y el hombre la capacidad de maravillarse. Numerosos maestros eran y son todavía mujeres. Ciertos legados sólo se trasmiten a mujeres, y la mujer, cuando es discípula, disfruta de un prestigio mayor que el hombre, desde el punto de vista de la energía, del valor y de la intensidad de su visión. Los textos lo expresan con claridad: «Aquello que un tantrika logra en un año, una discípula lo consigue en un día», como si todo en ella echara raíces con naturalidad en el origen común y olvidado de las religiones antiguas más importantes.»

Curiosamente y contrario a la visión tradicional de los historiadores observamos cómo desde los celtas a los dravidianos del Valle del Indo, desde Egipto a Babilonia, los vestigios arqueológicos develan la existencia de deidades femeninas.

“...El poder femenino, misterio que sigue vivo dentro del Tantra.
«Aquello que un tantrika logra en un año, una discípula lo consigue en un día, como si todo en ella echara raíces con naturalidad en el origen común y olvidado de las religiones antiguas más importantes.»

En el sexo tántrico la integridad moral de la mujer no tiene mácula, concepción muy distante de la que considera a ésta como el origen del pecado, la tentación y la condena, según las tres religiones monoteístas más importantes; pero también algunas ramas del hinduismo y del budismo creen que la mujer es poderosa y vía de transmisión de las enseñanzas místicas más elevadas.

La concepción del sexo tántrico no hace distinción entre lo puro y lo impuro, la belleza y la fealdad, el bien y el mal. Al igual que en la concepción taoísta de Yin-yang los opuestos se complementan para configurar el proceso de lo divino.

Afortunadamente, de la misma forma que en el sexo tántrico, se está comenzando a valorar la importancia de la mujer y la parte femenina que está dentro cada uno, fuente de riqueza y evolución permanente, sin necesidad de competencia o guerra de los sexos.

Estos valores matrísticos (R. Eisler, M. Gimbutas) que estaban presentes en el tantrismo, constituyen patrones de relación diferentes que tienden a la armonía; la espontaneidad y sinceridad, la filiación y la sinergía. Valores muy similares a los que identifican a las culturas matrísticas y son las que proclamó Jesús en sus enseñanzas.
En estas concepciones la divinidad está en el ser humano, no más allá de éste, y se manifiesta a través de su modo de vivir
.
Una mirada en armonía con la tiempo que seguía la línea materna en el linaje igual que en la tradición hebrea inicial.

De la misma forma en los manuales chinos de la antigüedad la mujer es representada como guardiana de los arcanos sexuales y de la suprema fuente de la esencia y la energía vitales. La mujer desempeña un papel de iniciadora y maestra de la sexualidad , considerándosela poseedora de las reservas de poder o te.

Sexo Tántrico

Historia del Tantrismo

Cinco mil años atrás, los habitantes originarios del valle del Indo, eran conocidos como dravídicos, gente de piel oscura, que vivía en una sociedad antigua de la India de carácter lo que cambió bajo la influencia védica.

El rishi de la India siempre ha asociado la actividad sexual con la hembra, en el culto a la esposa de Shiva en sus múltiples personalidades: Kali, Durga, Uma y la gentil Parvati.

Consustancial a las bases de la sociedad dravídica fue este reconocimiento indirecto que: "La hembra de las especies es biológica y psicológicamente superior".

Tantra es el legado de la India respecto del sexo, y aunque ha sido mal entendido, todavía es la corriente más fuerte y vital de la filosofía de la India.

El hinduismo puede ser la religión dominante, pero el Tantra es la madre de la cultura de la India. Por esto muchos investigadores opinan que el Tantra, es el que da origen al yoga.

Qué es el Tantra

Tantra: En un sentido literal: telar, hilo, tejido, ritual, doctrina.

Los hindúes consideran que pertenece a la era oscura, el Kali Yuga, porque reconoce directamente a la mujer como la más elevada materialización de la cabeza de Dios.

El Tantra ha permeado tanto en la cultura de la India que a pesar de que dicha sociedad es Patriarcal, los hindúes hablan de la maternidad de Dios, con la "Divina Madre " en forma simbólica.

El semen, o bindú, se considera fuente y elixir de vida en el yoga tántrico. El Hatha yoga considera el Brahmacharya como el medio principal para conservar el semen y para mantener la salud y alcanzar longevidad.

La medicina ayurvédica, medicina tracional de India, vigente aún hoy en día afirma que se requieren cuarenta gotas de sangre para fabricar una gota de semen, y aquel que desee prolongar la vida debe evitar su emisión. Para el hindú, el semen es equivalente a sangre destilada.

Tantra, Tantrismo y Sexo Tántrico

El hinduismo tiene opiniones divergentes en relación al uso del sexo para aumentar la energía espiritual. Las antiguas enseñanzas dravídicas tántricas proponen la obtención de la libertad (Moksha), a través del sexo, mientras que las corrientes del yoga influenciadas por los arios incorporaron el celibato sexual, o Brahmacharya, como casi exclusiva para la realización (Samadhi).

El yoga con la influencia aria comenzó evitar la eyaculación a través del celibato. El Tantra, no obstante, prefirió la relación en pareja ya que el intercambio de energías sutiles o pránicas entre el hombre y la mujer. Esta relación nutre, ya que el hombre puede evitar la eyaculación junto con experimentar su orgasmo. En una práctica conocida como vajroli mudra puede reabsorber su esencia eyaculada en la vagina de su pareja.

Sexo Tántrico

Kundalini: Estructura del Cuerpo Sutil

El principio esencial del Yoga es la existencia del Principio Supremo, Brahmán, el que se manifiesta bajo dos aspectos:
Un aspecto positivo, masculino, el Purusha, esencia de todas las cosas, el eterno omnipresente el creador.
Un aspecto negativo, femenino, la Prakriti, la Madre, la Virgen eterna, la sustancia primordial indiferenciada, la Raíz sin raíz, el soporte de toda manifestación.

En ella tres fuerzas (Gunas) desempeñan su papel:
  • una fuerza ascendente (sattva) que es la tendencia a una virtud más perfecta y que, en el hombre, se manifiesta por el egoísmo expresado en la forma de bondad.
  • una fuerza descendente (tamas), de oscuridad, de inercia, de inacción, de mal, de pereza.
  • una fuerza de expansión (rajas) dinámica, de actividad, de impulso, de deseo.

Estos tres Gunas existen, en diferentes dosis, en todo ser humano; sus influencias se ejercen en diversos sentidos y colorean diversamente el mental. Así el "sáttvico" se vincula con un solo aspecto de las cosas, con una sola conclusión, con la

En el pensamiento hindú la actividad formadora divina, el Purusha está siempre en el ser humano pero la conciencia humana no la percibe cuando no está liberada a causa del juego (mâyâ) de la Prakriti que crea la ilusión (necesaria) de la separación y la individualidad.

Los tántricos dan a este aspecto femenino y pasivo el nombre de Shakti, y consideran que este aspecto es a la vez necesario a la creación y obstaculiza el "retorno a Dios"; es la Conciencia del Ser, Conciencia a la vez dinámica y estática.

Los Gunas

La doctrina Hindú , determinó estas fuerzas cósmicas y humanas con el nombre de Gunas, las que son tres: el Sativa Guna, que revela la conciencia, que despierta, que perfecciona la creación; el Tamos Guna, que vela esta conciencia, que es el aspecto pasivo del juego del mundo, y finalmente el elemento que equilibra, el Rajas Guna que equilibra a una y a la otra tendencia.

La tradición Hindú distingue en el hombre tres "envolturas" o "cuerpos": el cuerpo causal (Kâranasharîra o parasharîra como lo llaman los tántricos), el cuerpo sutil (Sukhsohmasharîra), el cuerpo grosero o material (Sthûlasharîra). Estas envolturas encierran la presencia divina, Atman, y surgen, de la transformación de la Prakriti.

El practicante del sexo tántrico aprovecha la estructura de su cuerpo sutil para destilar su energía esencial y alcanzar la Liberación.

Sexo Tántrico

Métodos: Iniciación al Sexo Tántrico

Las técnicas de retención del semen permiten de que los hombres tengan múltiples orgasmos, así como que las mujeres experimenten nuevas dimensiones de la sexualidad.

Estas proezas sexuales no aseguran el "éxito sexual", ya que el objetivo es más bien la realización espiritual a través del amor.

La primera técnica, que consiste en detener la eyaculación durante el orgasmo, proviene tanto del Tantra como del taoísmo.

Se hace presión en un punto vital (marma) llamado Yoni Nadi, que corresponde al origen del recipiente de la concepción en la acupuntura china. Esto bloquea el conducto que lleva el semen al pene, es como detener el flujo del agua al pararse sobre una manguera de jardín.

Es también un método efectivo para el control de la natalidad denominado "Coitus reservatus". El clásico libro de texto Siva Samhita de Hatha Yoga se refiere a esta práctica como la frustración de la fusión entre el Sol y la Luna por "sahajoli".

En muchas posturas de Hatha Yoga, como Siddhasana, el talón presiona en el perineo, para evitar la emisión seminal.

El segundo método, de origen hindú, es el Vajroli Mudra (Vajroli de pene y Mudra de gesto). Esta técnica consiste en la reclusión del rectus abdominus (un músculo en la pared abdominal anterior que se extiende desde la parte inferior del esternón hasta el pubis, junto con la contención de la respiración.

Existen 2 ejercicios preparatorios para la práctica del sexo tántrico, cuya práctica regular tiene una serie de beneficios para la salud y para la calidad de vida sexual, estos son:

DICCIONARIO DE SEXOLOGIA A-Z

A

ABORTO: Interrupción del embarazo antes de los 180 días de gestación, puede ser espontáneo (natural) ó provocado.
ABSTINENCIA SEXUAL: Privarse total o parcialmente de satisfacer los deseos sexuales, puede ser por causa religiosa, voluntaria (anticoncepción), obligatoria (reclusión), etc.
ADOLESCENCIA: Período del desarrollo humano entre la niñez y el estado adulto, incluye la pubertad durante la cual se desarrolla en gran parte el deseo sexual.
AFRODISIACO: Cualquier sustancia que estimula o aumenta el deseo sexual, como por ejemplo ciertas comidas, bebidas o drogas, muchas de ellas sin un substrato científico valedero. Ver comida afrodisíaca.
AMENORREA: Ausencia de menstruación.
AMPULLITIS: Inflamación de una ampolla, especialmente del extremo dilatado del conducto deferente del testículo.
ANALGIA: Estado de no experimentar dolor.
ANDROGENOS: Hormona masculina por excelencia, promueve el desarrollo de los órganos sexuales y las características sexuales secundarias masculinos. Se producen en gran cantidad en los testículos y en menor proporción en las glándulas suprarrenales del hombre y de la mujer. Regulan el nivel de deseo sexual en ambos.
ANDROGINIA: Presencia simultánea de características femeninas y masculinas en un individuo.

ANDROGINO: Persona que tiene características masculinas y femeninas a la vez, y órganos sexuales incompletos de ambos sexos. También llamado hermafrodita.
ANDROPATIA: Cualquier enfermedad propia del sexo masculino.
ANDROPAUSIA: Período de declinación de secreción hormonal masculina, en general a edad adulta y habitualmente superior al homólogo femenino, la menopausia.
ANHEDONIA EYACULATORIA: Falta de placer al eyacular. O sea, falta del componente psicofísico del orgasmo estando presente la emisión o eyaculación. Trastorno no frecuente, pero compatible con depresión psíquica o secuelas de un stress de cualquier origen.
ANO: Orificio de salida del conducto digestivo.
ANORGASMIA: Falta de orgasmo en el coito. Mal conocido con el nombre de frigidez.
ANORQUIDIA: Ausencia congénita de testículo uni o bilateral.
ANOVULATORIO: Designa un período menstrual que no se acompaña de ovulación; también llamado período anovular.
ANTICONCEPTIVO: Cualquier dispositivo o medicamento, como por ejemplo preservativo, píldora, dispositivo intrauterino, etc., utilizado por la pareja para posibilitar el coito sin riesgo de concepción.
ANTICONCEPTIVO ORAL: Medicamento utilizado por la mujer con la finalidad de disminuir el riesgo de concepción, habitualmente bloqueando la ovulación (anticonceptivos hormonales). Medicamentos basados en estrogenos y progestagenos sintéticos, que bloquean la capacidad ovulatoria de la mujer, impidiendo el embarazo. (píldora anovulatoria), ó dificultando la migración espermática por aumentar la viscosidad del moco cervical uterino.
ANTIHIPERTENSIVOS: Medicamentos usados para la hipertensión arterial. Notable avance para el tratamiento y el pronóstico de algunas enfermedades cardiovasculares. Estos medicamentos deben usarse con precaución y ser controlados y administrados por médicos clínicos o cardiólogos. Su uso prolongado puede provocar disfunción sexual.
AREOLA: Area pigmentada alrededor del pezón humano, centro mamaria, que se dilata levemente durante la excitación sexual.
ASEXUAL: Que carece de sexo manifiesto u órganos sexuales. Por extensión se denomina así a personas carentes de franco deseo sexual, sin alteraciones anatómicas referentes a su sexo.
ATOCIA: Esterilidad en la mujer.
AUTOESTIMULACION: Masturbación, onanismo. Estimulación sexual del propio cuerpo.
Autoerotismo.

B
BACTERIA: Microbio formado por una sola célula, que se reproduce por escisión. Las bacterias son responsables de numerosas enfermedades. Pueden vivir en forma independiente, a diferencia del virus, que no pueden sobrevivir más que en el interior de una célula, a la que parasitan. Las bacterias pueden ser bacilos (con formas de bastón), cocos (con forma esférica) y espiras (con forma espiralada)
BESTIALISMO:
Actividad sexual entre una persona y un animal. Zoofilia.
BISEXUAL: Atracción sexual por personas de ambos sexos y/o que tiene relaciones sexuales indistintamente con ellas.
BLENORREA: Secreción profusa de la vagina o la uretra; suele referirse al ade origen gonocócico.
BLENORRAGIA:Enfermedad contagiosa común producida por Neisseria Gonorrhoeae y transmitida principalmente por contacto sexual; se caracteriza por inflamación de la mucosa del tracto genital, secreción genital, secreción purulenta y micción frecuente y dolorosa; si no se trata puede causar complicaciones como epididimitis, prostatitis, tenosinovitis; artritis y endocarditis; en mujeres puede dar lugar a esterilidad, y en varones a estenosis uretral.
C
CAPUCHON CERVICAL: Método anticonceptivo de barrera similar al diafragma.
CARACTERISTICAS SEXUALES SECUNDARIAS: Características físicas, aparte de los órganos genitales externos, que se desarrollan durante la pubertad y diferencian a los hombres de las mujeres.
CASTRACION: Extirpación quirúrgica de las gónadas (testículos u ovarios), o su inhabilitación funcional (por medicamentos, radiaciones, etc.).
CELIBATO: Estado de soltería, o abstinencia voluntaria de unión sexual.
CERVIX: Cuello del útero.
CICLO MENSTRUAL: Período de tiempo entre dos menstruaciones, la hemorragia menstrual indica el primer día del ciclo, que corresponde a la respuesta endometrial uterina a la regulación cíclica de la secreción hormonal ovárica.
CIRCUNCISION: Intervención quirúrgica, con la finalidad de extirpar parcial o totalmente el prepucio; puede ser realizado por razones religiosas o de higiene, o para corregir la fimosis, enfermedad caracterizada por un prepucio poco elástico y que genera dificultades en la relación sexual en el varón.
CISTITIS: Inflamación de la vejiga, habitualmente causada por una infección bacteriana, puede tener relación o no con contagio sexual.
CLAMIDIA: Enfermedad transmitida sexualmente, causada por un germen (Chlamydia Trachomantis).
CLIMATERIO: Cambios físicos y psicológicos que acompañan a la menopausia en las mujeres.
CLIMAX: Momento culminante de la excitación sexual y que generalmente precede al orgasmo.
CLITORIS: Organo pequeño situado en el extremo superior de los labios menores de la vulva. Dado su estructura eréctil, aumenta de volúmen cuando la mujer es estimulada sexualmente. Es muy sensible al tacto a causa de la gran cantidad de terminaciones nerviosas que contiene y juega un papel fundamental en el proceso que conduce al orgasmo femenino.
COITO: Relación sexual convencional heterosexual, en la cual el pene es introducido en la vagina.
COITO ANAL: Forma de unión sexual (heterosexual u homosexual) en la que un hombre introduce su pene en el ano de su pareja.
COITUS INTERRUPTUS: Extracción voluntaria del pene del interior de la vagina, antes de que se haya producido la eyaculación. Utilizado como método anticonceptivo produce tensiones psíquicas a la pareja y no resulta muy efectivo, debido a la secreción lubricante de las glándulas de Cowper, que preceden a la eyaculación y contiene un numero variable de espermatozoides.
COITO RESERVATUS: Coito prolongado en el que la eyaculación es suprimida intencionalmente.
COITO Y ORGASMO: Son fenómenos que habitualmente se dan en forma secuencial en una relación sexual satisfactoria, por ende no siempre se asocian, existiendo coito sin orgasmo, mas frecuente en la mujer.
COLPOSCOPIA: Examen visual del cuello uterino y la vagina, con ayuda del colposcopio.
COMIDA AFRODISIACA: Alimentos preparados con ingredientes cuya finalidad es la de estimular sexualmente. Se utilizan habitualmente ostras, apio, nueces, pimienta de Cayena, paprika picante y otras especias orientales.
CONCEPCION: Fertilización de un óvulo por un espermatozoide, naturalmente suele ocurrir dentro de la Trompa de Falopio.
CONDON: Preservativo. Tubo de látex delgado, cerrado en un extremo que es colocado sobre el pene erecto, antes del coito para evitar que los espermatozoides penetren en la vagina.
CONDON FEMENINO: Tubo de látex delgado, cerrado en un extremo, que se introduce en la vagina antes del coito para evitar que los espermatozoides penetren en ella.
CONDUCTO DEFERENTE: Conductos que transportan los espermatozoides desde los testículos y desembocan en el veromontanum de la uretra.
CONSOLADOR: Objeto que tiene la forma y tamaño aproximado de un pene erecto; utilizado para producir placer sexual mediante la inserción vaginal.
CONTINENCIA: Un estado de ejercicio de autorrestricción, especialmente respecto al apremio sexual.
CONTRACEPCION HORMONAL: Uso de anovulatorios para evitar la concepción.
CONTROL NATURAL DE LA NATALIDAD: Modo de evitar el embarazo mediante la abstinencia de coito en los días del ciclo menstrual en que es posible la concepción. También llamado "método del ritmo", término con que se designan a los métodos de calendario, de secreción mucosa cervical y de temperatura basal, que se utilizan para determinar cuáles son los días en que el coito tiene menos posibilidades de conducir a un embarazo.
COPROFILIA: Una desviación sexual en la cual la satisfacción sexual es asociada con el acto de la defecación; interés morboso por las heces.
COPULAR: Unión del macho con la hembra, durante el acto sexual.
CREMA ESPERMICIDA: Producto químico en forma de crema que se introduce en la vagina unos minutos antes del coito para producir la muerte o disminución franca de la movilidad de los espermatozoides.
CRISIS: Es un momento de conmoción y cambio que puede ser favorable o desfavorable. Referido a la vida humana adulta, es un momento decisivo, caracterizado por dolor psíquico, revisión profunda de lo s objetos y valores, y que conmueve, no sólo al individuo, sino a los que lo rodean.
CUERPOS CAVERNOSOS: Constituyen dos componentes, uno de cada lado de la estructura del pene. Se trata de aparatos eréctiles por excelencia. Es tejido esponjoso que, al llenarse de sangre tiende a la erección.
CUNNILINGUS: Forma de sexo oral que se basa en la estimulación de los órganos sexuales femeninos con la boca y lengua, por parte de su pareja.
CHANCRO: Lesión dérmica, habitualmente visible, de sífilis primaria y generalmente ubicada en los genitales externos.
D
DESFLORACION: La ruptura del himen en la primera experiencia sexual de una mujer virgen o a través del examen vaginal.
DETUMESCENCIA: Proceso fisiológico opuesto a la tumescencia. Significa retroceso de una congestión sanguínea. El término se aplica al fenómeno de vaciamiento de los cuerpos cavernosos del pene, simultáneo o inmediatamente posterior al orgasmo. Habitualmente, la detumescencia se produce después del orgasmo pero no necesariamente, ya que puede existir vaciamiento sanguíneo tras las erecciones reflejas en cualquier momento del día o de la noche, con o sin motivación erótica.
DIAFRAGMA: Método anticonceptivo de barrera, de látex delgado, colocado sobre el cuello del útero, impregnado con crema espermicida, y antes del coito para evitar que los espermatozoides penetren en el útero.
DILDO: Pene artificial en erección, utilizado en la masturbación femenina. Véase también Vibrador.
DISFUNCION SEXUAL: Cualquier problema, que interfiere con la actividad sexual normal.
DISMENORREA: Menstruación muy dolorosa, frecuentemente con cólicos, náuseas, dolor de cabeza y otras molestias abdominales.
DISPAURENIA: Dolor experimentado durante el coito, independientemente del sexo, por ejemplo: en la mujer a causa de la tensión involuntaria de los músculos vaginales, o en ambos por sequedad vaginal.
DIU (Dispositivo Intra Uterino): Dispositivo anticonceptivo de plástico, habitualmente asociado a filamentos metálicos de cobre, colocado dentro de la cavidad uterina en contacto con el endometrio, para reducir el riesgo de concepción.
DROGAS Y SEXUALIDAD: Hay muchas drogas que interactuan con la sexualidad, deprimiendo o excitando la actividad sexual, legales e ilegales, incluso algunas utilizadas como medicamentos, (por ej. sildenafil)
DUCHA: Dispositivo para inyectar a presión agua u otro líquido en la vagina con fines higiénicos. Muy poco recomendable como forma de control de la natalidad e innecesario para la higiene, si la flora vaginal es normal.


E
ELISA: Abreviatura inglesa de Enzime Linked Inmuno Sorbent Array, o sea "Ensayo de Sorbete Inmunitario de Liga Enzimática". Es un método clásico para detectar la presenciar de anticuerpos en la sangre. Es una técnica simple, rápida y de bajo costo. Este método es la base del test serológico del VIH. El test ELISA es confiable pero no tiene un 100% de certeza, por lo que todo resultado positivo debe ser verificado y controlado por otro método de cnfirmación o suplementario.
ENDOMETRIO: Epitelio que recubre la cavidad del útero. Si un óvulo es fecundado, se implanta en el endometrio y comienza a desarrollarse un embrión. Cíclicamente, si no hay huevo implantado en él, el endometrio es eliminado durante el proceso de la menstruación. Su estructura cambia con el la edad y con el ciclo menstrual.
ENFERMEDAD TRANSMITIDA SEXUALMENTE (E.T.S.): Enfermedad cuyo contagio es por medio de la actividad sexual. Las enfermedades transmitidas sexualmente incluyen, entre otras, gonorrea, sífilis, SIDA, etc. El término ha ido reemplazado al de enfermedad venérea.
ENFERMEDAD PELVICA INFLAMATORIA: Enfermedad infecciosa de los genitales internos femeninos, es potencialmente seria porque afecta a mujeres jóvenes y puede disminuir sus posibilidades de embarazo a futuro. Por lo general es el resultado de enfermedades transmitidas sexualmente no tratadas, (gonorrea, etc.).
EPIMENORREA: Menstruación que aparece a intervalos excesivamente cortos.
EPIDIDIMO: Cada uno de los conglomerados de túbulos donde se almacenan y maduran los espermatozoides recién producidos por el testículo, antes de entrar a los conductos deferentes previo a la eyaculación.
EPISIORRAFIA: Sutura de laceraciones en la vulva.
EPISIOTOMIA: Incisión del perineo durante el parto practicada para evitar el desgarro vaginal, vulvar o perineal mediante un agrandamiento controlado del orificio vaginal.
ERECCION: Aumento de volúmen y endurecimiento del pene, clítoris o pezones, durante la estimulación sexual.
ERECCIÓN NOCTURNA: Erección que se produce cuando el hombre duerme. Se produce por acción cerebral donde el movimiento nervioso es cíclico, con períodos de sueño con imágenes (períodos REM) y período de sueño sin imágenes (Non-REM). La erección nocturna se atribuye a los períodos REM cerebrales.
ERECTIL: Tejido de características esponjosas, que puede ser llenado con sangre y de ese modo aumentar de volúmen y consistencia.
EROGENO: Que produce deseo sexual.
EROTICO: Aquello relativo al estímulo del deseo o tendiente al placer sexual.
EROTOGENO: Que produce excitación sexual.
ESCROTO: Bolsa epitelial de múltiples capas incluso con una muscular, prolongación de la pared abdominal, que recubre los testículos y les proporciona protección y termoregulacion.
ESMEGMA: Sustancia olorosa, blanquecino amarillenta, que se acumula debajo del prepucio de un hombre no circuncidado (o debajo de la cubierta del clítoris de una mujer) a causa de una higiene deficiente.
ESPASMO: Contracción involuntaria de ciertos músculos. En este contexto, acompaña al orgasmo.
ESPERMA: Semen. Secreción líquida eliminada durante la eyaculación, producida por la secreción de los testículos, próstata y glándulas sexuales secundarias, y que contiene espermatozoides en un plasma seminal.
ESPERMATORREA: Derrame involuntario anómalo de semen sin orgasmo.
ESPERMATOZOIDE: Célula reproductiva masculina. Su función es fertilizar el óvulo aportando la información genética faltante para iniciar así una gestación. Se producen millones de espermatozoides en los testículos y se mezclan con líquido seminal previo a la eyaculación.
ESPERMICIDA: Substancia que se coloca en la vagina antes del coito, o que se usa en combinación con un preservativo o un diafragma para matar a los espermatozoides, evitando así la concepción.
ESTERILIZACION: Cualquier mecanismo que incapacite a una persona para la procreación. Puede ser voluntaria, por medio de una intervención quirúrgica como la ligadura de trompas o la vasectomía, u ocurrir como resultado de una cirugía por otra causa o como complicación de una enfermedad transmitida sexualmente, si su tratamiento no se realiza o se demora.
ESTIMULACION: Acción de estimular o incitar. Excitar de diferentes modos el deseo sexual o provocar incluso, merced a la estimulación el orgasmo.
ESTROGENO: Hormona sexual femenina por excelencia, alguna de las varias hormonas esteroides secretadas fundamentalmente por los ovarios. Estimula los cambios en los órganos reproductores femeninos durante su ciclo menstrual y promueve el desarrollo de las características sexuales secundarias de la mujer en la adolescencia.
EUNUCO: Hombre cuyos genitales externos han sido extirpados.
EXCITACION: Acción de provocar cambios en el cuerpo, debidos a estímulos físicos y mentales, que lo preparan para el coito.
EXHIBICIONISMO: Parafilia en la cual una persona se excita y siente placer de mostrar sus genitales externos en público. Es mas común en algunos hombres que sienten compulsivamente placer, al exhibir su pene en público, aunque no es privativo de sexo.
EYACULACION: Expulsión de semen del pene.
EYACULACION PRECOZ: Disfunción sexual en la cual el hombre eyacula antes del tiempo habitual, o en casos mas severos inmediatamente después, de introducir su pene en la vagina de su compañera.
F
FALICISMO: Adoración o culto del miembro viril; falismo.
FALICO: Relativo al pene, por lo general en su estado de erección.
FALO: Otra denominación del pene, por lo general en referencia a un estado de erección.
FALOCAPSIS: Cualquier curvatura del pene en erección.
FALODINIA: Dolor en el pene.
FALOPLASTIA: Cirugía plástica del pene.
FASE FALICA: También llamada fase genital. Etapa del desarrollo psicosexual (generalmente entre los tres y seis años de edad) durante el cual el niño adquiere conciencia de sus genitales y del placer obtenido de su estimulación; es también llamada fase fálica (con independencia del sexo) y etapa genital.
FANTASIA SEXUAL: Situaciones o sucesos sexuales productos de la imaginación que involucran personas reales o imaginarias.
FELLATIO: Forma de sexo oral en la que se utiliza la lengua o la boca para estimular el pene.
FEROMONAS: Sustancias secretadas por el cuerpo que poseen un olor, no siempre perceptibles, que estimula el deseo sexual en el sexo opuesto, están estudiadas en animales, e indican el estado de celo y de aceptación para la cópula.
FERTIL: Capaz de concebir.
FERTILIZACION: Penetración de la membrana celular de un óvulo por un espermatozoide. Una vez fertilizado, el óvulo recibe la mitad faltante de información cromosómica e inicia la duplicación celular y con ello a desarrollarse un embrión.
FETICHISMO: Parafilia, forma de comportamiento sexual compulsivo por la cual la manipulación de un objeto inanimado o de una parte del cuerpo que no sean los genitales, es necesaria para la satisfacción sexual.
FIMOSIS: Estrechez anormal del borde del prepucio que evita que el glande quede al descubierto. Con frecuencia puede corregirse mediante masajes suaves durante la infancia, pero puede ser necesaria la cirugía (circuncisión).
FLAGELACION: Estimulación erótica derivada de azotar o ser azotado.
FORBES-ALBRIGHT, síndrome de:
Combinación de secreción abundante de leche y ausencia de menstruaciones sin relación con embarazo reciente o acromegalia; se cree causado por una producción excesiva de prolactina, como ocurre en algunos tumores de la hipófisis.
FOLÍCULO DE GRAAF: Un pequeño saco o bolsa del ovario, en el que madura el óvulo y del que se desprende en la ovulación.
FORCEPS: Pinzas especiales que se usan en obstetricia para sujetar la cabeza fetal y hacer tracción sobre ella en los partos difíciles.
FORMAS DE PENETRACION: Penetración, acción y efecto de penetrar. En el contexto sexual, acción de introducir el pene en la vagina durante el acto sexual convencional. Existen otras como, por ejemplo, la penetración anal.
FRENILLO: Ligamento que sujeta el prepucio al bálano o glande por la parte inferior del pene.
FRIGIDEZ: Incapacidad de origen psicológico para responder adecuadamente a una relación sexual; dícese especialmente de la mujer.
En segunda instancia, término que define la incapacidad de alcanzar el orgasmo durante el acto sexual.
FROTTAGE: Se llama así a una desviación sexual en la que el orgasmo, se alcanza mediante la frotación contra una persona del sexo opuesto, comunmente desconocido.
G
GAY: Homosexual.
GEL CONTRACEPTIVA: Una sustancia no grasosa que contiene un ingrediente que resulta tóxico para los espermatozoides, la cual se introduce en la vagina antes del coito y que impide, por ende, la concepción. Su verdadera efectividad se da a través de su uso complementario con otros dispositivos. Por ejemplo, diafragma.
GENITALES EXTERNOS: Organos sexuales externos: pene y testículos en el hombre; vulva, labios, clítoris y vagina en la mujer.
GIMNOFOBIA: Miedo morboso a la visión de cuerpos desnudos.
GINANDROMORFO: Individuo con características masculinas y femeninas.
GINATRESIA: Oclusión de una parte del aparatp genital femenino, por lo general la vagina.
GINECOMANIA: Deseo sexual insaciable por la mujer.
GINECOMASTIA: Desarrollo feminoide de los senos masculinos.
GINEFOBIA: Miedo morboso o aversión a las mujeres (misoginia)
GINOPATIA: Enfermedad característica de la mujer.
GINOPLASTIA: Cirugía reparadora de los genitales femeninos.
GLANDE: Extremo distal del pene, redondeado y de forma cónica, anatómicamente conformado de tejido eréctil y recubierto por el prepucio.
GLANDULAS DE COWPER: Glándulas ubicadas cerca de la próstata, que producen una sustancia alcalina que neutraliza la ácidez dentro de la uretra (la cual podría matar los espermatozoides) y forma parte del líquido seminal. También ayuda a lubricar el extremo del pene y facilitar el deslizamiento del prepucio.
GLANDULAS ENDOCRINAS: Glándulas que producen hormonas y las secretan en el torrente sanguíneo. Entre las múltiples que presenta el cuerpo humano se incluyen a los testículos y a los ovarios.
GLANDULA HIPOFISIS: Glándula endocrina principal del cuerpo con capacidad de regulación de múltiples otras glándulas del organismo. Situada en la base del cerebro, secreta hormonas que regulan la acción de los testículos y los ovarios, que a su vez, son también glándulas endocrinas.
GONADAS: Los ovarios en la mujer o los testículos en el hombre. También llamadas glándulas sexuales.
GONADECTOMIA: Extirpación quirúrgica de un ovario o un testículo.
GONORREA (GONOCOCCIA o BLENORRAGIA): Enfermedad de transmisión sexual, causada por un microbio, Neiseria Gonorreae, es causante de infecciones en la uretra masculina y femenina (conducto urinario) y en el canal cervical del cuello uterino, así como en las glándulas de Bartholin en la mujer.
H
HEDONISTICO: Perteneciente o relativo al placer o causado por él.
HERMAFRODITA: Individuo que posee tejido genital de ambos sexos, es decir, ovárico y testicular.
HERPES GENITAL: Enfermedad viral causada por contacto sexual, con lesiones caracterizadas por pequeñas úlceras dolorosas ubicadas en los genitales externos.
HETEROSEXUAL: Persona que siente atracción sexual por personas del sexo opuesto, exclusivamente.
HIPEROVARISMO: Aumento anormal de la actividad funcional de los ovarios que da lugar a a precocidad sexual en las jóvenes.
HIMEN: Membrana delgada que cubre parcialmente la entrada de la vagina en las mujeres que no han tenido relaciones sexuales.
HIRSUTISMO: Exceso anormal de vello, en especial en las mujeres.
HISTERECTOMÍA: Acto quirúrgico de extracción del útero el cual puede ser total o parcial.
HIV: Virus de Inmunodeficiencia Humana, causante del SIDA.
HOMOSEXUAL: Persona que siente atracción sexual por personas del mismo sexo, exclusivamente.
HORMONA: Sustancia química producida por una glándula endocrina. Alguna de estas hormonas, las sexuales, producidas por las gónadas, desempeñan un papel importante en las funciones sexuales y reproductoras.
HORMONAS SEXUALES: Hormonas secretadas por las glándulas sexuales, son responsables de las características sexuales secundarias y del comportamiento de mujeres y hombres. Las hormonas sexuales incluyen los andrógenos, estrógenos y progesterona.

I
IMPLANTACION: Fijación de un huevo, (óvulo fertilizado) en el endometrio del útero.
IMPOTENCIA: Disfunción sexual masculina que se traduce en la incapacidad de lograr una erección o de mantenerla lo suficiente como para realizar el coito o la posibilidad de eyacular.
INCESTO: Relaciones sexuales (heterosexuales u homosexuales) entre parientes muy cercanos, por ejemplo, entre padres e hijos, o hermanos.
INFERTILIDAD: Incapacidad de una mujer para llevar a cabo un embarazo a término, a diferencia de la esterilidad, que es la imposibilidad de embarazarse o de un hombre para embarazar a una mujer.
INTERFERON: Sustancia antiviral secretada por cantidades mínimas por una célula afectada por un virus. El uso de interferón es una de las líneas de investigación en el tratamiento del SIDA.
J
JUEGOS PREVIOS A LA RELACION SEXUAL: Caricias y estímulos hechos por cada integrante de la pareja hacia el otro con el fin de excitarlo sexualmente.
K
KAMASUTRA: El Kama Sutra, texto amoroso hindú, dispone de nombres sugerentes para las diferentes posturas e indica muchas maneras para que el hombre incremente su vigor sexual, mediante alimentos como leche y miel, que siempre han sido reconocidos como fuente de empuje y energía. Este texto es el más antiguo tratado del arte del amar o del amor sexual, que antiguas civilizaciones decidieron escribir y pasarlo de generación en generación. En él se encuentran recopilados los atributos que para los hindúes (creadores del Kama Sutra) fueron, son y serán tan necesarios como los alimentos y el agua. Estas técnicas fueron reunidas por el año 500 D.C. gracias al científico-doctrinal Vatsyayana, quien reunió los 1000 capítulos originales y los adapto a las costumbres occidentales. Aunque la lectura por momentos parezca morbosa según la visión occidental, hay que comprender que dentro del contexto hindú el sexo era considerado sagrado y ellos no interpretaban las palabras como obscenas sino simplemente expresaban las cosas por su nombre; además sostenían que un buen entendimiento de las técnicas apuntaba a una mejor calidad de vida tanto física como espiritual.
KAPOSI, Sarcoma de:
Es un tumor maligno caracterizado por la aparición, especialmente, especialmente en los hombres, de placas y nódulos rojo violáceos en la piel. Esta enfermedad ataca también los órganos profundos.
L
LABIOS: Parte constitutiva de la vulva, labios genitales femeninos. Los más pequeños e interiores son llamados labios menores, y los mayores y exteriores labios mayores.
LIBIDO: Impulso o deseo sexual.
LIENDRES: Huevos o liendres que habitan en el vello púbico, producto de una infestación de un parásito variante de la pediculosis (Pediculosis pubis). Por lo general se adquieren por contacto sexual con una persona infectada. Vulgarmente, también llamadas ladillas.
LIGADURA DE TROMPAS: Método de esterilización quirúrgica femenina, en la que se cortan y ligan las trompas de Falopio a fin de imposibilitar un embarazo impidiendo el descenso de los óvulos o el ascenso de los espermatozoides.
LIQUIDO SEMINAL: Uno de los principales componentes en conformar el volumen del semen, es producido fundamentalmente por la próstata con funciones nutritivas para los espermatozoides
.
LUBRICACIÓN VAGINAL: En la primera parte de la respuesta sexual femenina y cuando se produce la excitación, aparece un líquido transparente característico, segregado por las paredes vaginales y facilitante de la penetración. Es el índice equivalente a la erección masculina.
M
MASOQUISMO: Parafilia, forma de comportamiento sexual compulsivo por el cual una persona siente placer solamente cuando otra persona le causa dolor físico.
MASTURBACION: Estimulación de los propios órganos sexuales, la masturbación mutua se produce cuando ambos miembros de una pareja estimulan los órganos sexuales del otro.
MATRIZ: Utero.
MENARCA: Primera menstruación en la vida de una mujer.
MENOPAUSIA: Período de declinación hormonal sexual en la vida de una mujer, coincide con el cese de la menstruación por ausencia de la estimulación estrogenica del útero.
MENOPAUSIA Y SEXUALIDAD: Alteraciones del deseo sexual atribuibles a diferentes causas, en general relacionadas con el déficit hormonal, pero no excluyente del contexto psicológico, de pareja, etc.
MENSTRUACION: Disgregación mensual del endometrio, que se produce cuando ningún huevo fertilizado se ha implantado en él.
METODOS ANTICONCEPTIVOS DE BARRERA: Artefactos que se insertan en los órganos reproductores del hombre o la mujer e impiden que el esperma sea depositado en la vagina (preservativos masculino o femenino),o impidiendo su ascenso por el canal cervical uterino (diafragma, capuchón cervical) dificultando significativamente el embarazo.
METODOS ANTICONCEPTIVOS HORMONALES: Medicamentos basados en estrógenos y progestágenos sintéticos, que bloquean la capacidad ovulatoria de la mujer, impidiendo el embarazo.
METODOS ANTICONCEPTIVOS NATURALES: Procedimiento de practicar el coito exclusivamente en los días infértiles del ciclo de la mujer para dificultar la concepción.
METODO DEL CALENDARIO: Forma de control natural de la natalidad en la que el período de ovulación se calcula desde el comienzo de cada período menstrual (Método de Ogino K.).
METODO DE LA SECRECION MUCOSA CERVICAL: Forma de control natural de la natalidad en la que el período de ovulación se detecta por los cambios en la naturaleza de la secreción mucosa del cuello del útero, manifestada por la humedad vaginal. (Método de Billings, o de días secos y húmedos)
METODO DE LA TEMPERATURA BASAL: Forma de control natural de la natalidad en la que el período de ovulación se detecta por los cambios en la temperatura corporal medida en forma rutinaria, a lo largo del ciclo menstrual.
MITO: Relato tipo leyenda, tradicional, creado anónimamente en el seno del pueblo y, por lo tanto, expresión de sus sentir colectivo. Es una narración construida y trasmitida a través de generaciones. En esta obra, utilizamos la expresión mito para referirnos a las falsedades existentes en relación a lo sexual.
MODALIDADES DE PENETRACION: Características intrínsecas de la acción de penetrar, por ejemplo, suave, moderado, brusco, violento. Con lubricación natural y/o artificial, etc.
MONTE DE VENUS: Pubis de la mujer
.
N
NECROFILIA: Parafilia en la cual se verifica la relación sexual con cadáveres.
NULIGRAVIDA: Mujer que no ha estado nunca embarazada.
O
ORGANOS SEXUALES: Genitales internos y externos que diferencian a los hombres de las mujeres, que incluyen los genitales y las gónadas.
ORGASMO: Etapa más intensa (clímax) de la excitación sexual con sensaciones en extremo placenteras, y que en el hombre incluye por lo general la eyaculación.
OVARIALGIA: Dolor en un ovario.
OVARIECTOMIA: Extirpación quirúrgica de un ovario.
OVARIO: Glándula sexual femenina que produce óvulos y las hormonas sexuales femeninas: estrógenos y progesterona.
OVARIOCIESIS: Embarazo ovárico.
OVIDUCTO: Trompa de Falopio.
OVULO: Célula sexual femenina madura del folículo de GRAAF.
OVULACION: Liberación mensual de un óvulo por uno de los ovarios. El óvulo entra en las trompas de Falopio donde espera la fertilización por parte de un espermatozoide
.
P
PAIDOFILIA: Parafília; actividad sexual entre adultos y niños.
PAPANICOLAOU (TEST): Estudio de laboratorio citológico o exudado cervical, utilizada para detectar enfermedades de la vagina o del útero, en especial cáncer del cuello del útero. Se toma una muestra de la mucosa de la abertura del cuello del útero y se realiza un frotis sobre un portaobjetos para su exámen al microscopio.
PARAFILIA: Comportamiento sexual compulsivo; el psicoanálisis lo denomina perversión.
PASIVIDAD SEXUAL: Ausencia de iniciativa a mantener relaciones sexuales.
PEDERASTA: Actividades homosexuales entre hombres maduros y jóvenes.
PELVIS: Segmento del cuerpo humano que comprende la parte inferior del tronco. En el interior se encuentran la porción final del tubo digestivo y la vejiga urinaria junto a los aparatos reproductores y genitales externos, propios de cada sexo.
PENE: Miembro viril. Genital externo masculino, órgano de la cópula y de la micción, de estructura eréctil, compuesto por los cuerpos cavernosos y el cuerpo esponjoso a nivel del cuerpo del pene y por el segundo solamente a nivel del glande, que es una prolongación del cuerpo esponjoso y rodea a la uretra peneana en todo su trayecto. Esta estructura eréctil esta recubierta por piel, cuya prolongación anterior es el prepucio.
PENETRACION: Acción y efecto de penetrar. En el contexto sexual, acción de introducir el pene en la vagina durante el acto sexual convencional.
PERINEO: Area anatómica romboidal conformada entre el pubis y el coxis, subdividida en posterior (ano) y anterior (genitales). En las mujeres, área de la vulva y vagina. En los hombres, área del pene y escroto.
PERIODO SEGURO: Días del ciclo menstrual de la mujer en los que es menos probable que ocurra un embarazo como resultado del coito.
PERIODO FERTIL: Días periovulatorios del ciclo menstrual de la mujer en los que la concepción es posible.
PERIODO REFRACTARIO: Período posterior al orgasmo en el cual, para la mayoría de los hombres y para algunas mujeres, una ulterior respuesta sexual está temporalmente inhibida.
PEYRONIE, enfermedad de: Formación de tejido fibroso denso en el cuerpo cavernoso del pene que ocasiona erección dolorosa; asociada a esclerosis de otras partes del cuerpo; también llamada enfermedad de Lapeyronie y cavernitis fibrosa.
PEZON: Parte saliente del pecho, centrado dentro de la areola, zona de salida de los conductos galactoforos y área de succión para la lactancia del recién nacido. Importante zona erógena que se erecta durante la excitación sexual.
PILDORA ANTICONCEPTIVA: Medicamento anticonceptivo oral que contiene hormonas sintéticas que evitan el embarazo. Ver anticonceptivo oral.
PILDORA "DE LA MAÑANA DESPUES": Píldora anticonceptiva que contiene una dosis hormonal muy alta y que puede evitar el embarazo si es tomada hasta 72 horas después del coito.
POLIANDRIA: Matrimonio entre una mujer y dos o más hombres al mismo tiempo.
POLIGAMIA: Que tiene más de un esposo o esposa al mismo tiempo.
POLIGINIA: Matrimonio entre un hombre y dos o más mujeres al mismo tiempo.
POLUCION NOCTURNA: Eyaculación involuntaria durante el sueño, frecuente durante el desarrollo sexual (adolescencia) y asociada a muy escasa actividad sexual en el adulto.
PORTADOR: Individuo que no presenta síntomas de enfermedad pero retiene en su cuerpo microorganismos infecciosos y contagia a otras personas.
POSICIONES SEXUALES: Distintos modos de relacionarse, entre sí, la pareja, en general referido a la penetración durante el acto sexual.
POSTIOPLASTIA: Cirugía plástica del prepucio.
PREPUCIO: Pliegue cutáneo retráctil, que cubre el glande en el extremo del pene.
PRESERVATIVO: ver Condón.
PROGESTERONA: Hormona sexual femenina, producida por el cuerpo amarillo del ovario, después de la ovulación y que prepara al útero para recibir y sustentar un eventual huevo fertilizado, de no suceder esto, se agota la secreción del cuerpo amarillo en aproximadamente 15 días y sobreviene una menstruación.
PROSTATA: Organo de carácter glandular por su función que rodea el cuello de la uretra a su salida de la vejiga urinaria en los varones. Segrega una sustancia que nutre al espermatozoide. Glándula que rodea la uretra del hombre y bloquea la salida de la vejiga evitando que salga orina mientras el pene está erecto y produce uno de los principales componentes del plasma seminal.
PROSTITUTA(O): Persona que brinda servicios sexuales a cambio de dinero.
PUBERTAD: Comienzo de la adolescencia, período de desarrollo sexual secundario, durante el cual el niño comienza a eyacular y la niña comienza a menstruar.
PUBIS: Porción anterior del hueso coxal en la parte inferior del abdomen, que forma un triángulo entre los dos muslos, cubierta de vello en los adultos.
PUNTO G: El punto Grafenberg, pequeña área dentro de la vagina que responde en especial a la estimulación
.
Q
QUISTE: Cavidad o saco cerrado que contiene un material fluido o semisólido.
R
RECTO: Extremo distal del intestino grueso, ubicado después del colon sigmoide y que finaliza en el ano.
REINFECCION: Segunda infección por el mismo agente después del restablecimiento o durante la evolución de la infección primaria.
RETROVIRUS: Virus cuyo material genético de ARN, pero que dentro de la célula se transcribe en ADN mediante una enzima específica, la transcripción inversa. El virus del SIDA, VIH o HIV, es un retrovirus.
S
SADISMO: Comportamiento sexual parafílico, por el cual una persona siente placer sexual al infligir dolor a otra.
SADOMASOQUISMO: Forma de comportamiento sexual por el cual una persona siente placer en una variable combinación de sadismo y masoquismo. Véase también Sadismo, Masoquismo.
SEMEN: Mezcla de espermatozoides y líquido seminal eyaculado durante el orgasmo.
SESENTA Y NUEVE: Término vulgar para designar a dos personas que practican recíprocamente el sexo oral.
SEXO GRUPAL: Número mayor de dos, de personas que entre sí realizan variadas actividades sexuales al mismo tiempo.
SEXO ORAL: Utilización de la boca y lengua para estimular los genitales de una pareja. Llamado también sexo oralgenital, incluye el cunnilingus y la fellatio.
SEXO SEGURO: Formas de actividad sexual que tienen un nivel relativamente bajo de riesgo de adquisición de una enfermedad de transmisión sexual por la utilización de preservativo, (especialmente SIDA).
SEXO Y EMBARAZO: Durante el embarazo no hay restricciones respecto de la sexualidad a menos que haya alguna amenaza de aborto y por ende este en riesgo la continuidad de la gestación.
SIDA (Síndrome de inmunodeficiencia adquirida): Enfermedad causada por el virus de inmunodeficiencia humana (HIV); En la que el cuerpo pierde su capacidad de defenderse frente a las enfermedades infecciosas.
SIFILIS: Enfermedad de transmisión sexual causada por una bacteria. (Treponema Pallidum).
SINDROME: Asociación (conjunto) de síntomas y signos que pueden servir de denominador común de ciertas enfermedades. Por ejemplo, el síndrome de inmunodeficiencia constituye la esencial del SIDA, pero puede ser encontrado en cuadros diferentes, tales como las enefermedades congénitas (inmunodeficiencia congénita), tumoral (leucemia) o medicamentosa (tratamiento inmunodepresor de los injertados)
SISTEMA LIMBICO: Organización de neuronas, fibrillas nerviosas e intermediarios químicos situados en la intimidad del cerebro muy próximo a la hipófisis y al hipotálamo. Se considera este sistema, como el "corazón" de las emociones. Desde allí, se gobiernan en forma automática e involuntaria, todas las funciones digestivas, de secreción, del metabolismo hídrico, de presión arterial y venosa, así como la ira, el enojo y la agresividad en general. Hay centros límbicos que, excitados experimentalmente, provocan deseo sexual y diferentes reacciones vinculadas con el erotismo.
SISTEMA REPRODUCTOR: Aquellas partes del cuerpo humano, cualquiera sea el sexo y directamente relacionadas con la reproducción.
SODOMIA: Coito anal.
T
TAMAÑO DE GENITALES: Referencia de las dimensiones de los genitales externos. Según diferentes tratados de anatomía humana, se considera normal un rango promedio. Existen variaciones en mas o en menos que no necesariamente implican anormalidad. En ocasiones las diferencias de tamaño, entre los genitales de la pareja, pueden ocasionar dificultades.
TEATRALIZACION: Acto de simulación de goce u orgasmo, para complacer a la pareja. Puede utilizarse para la ocultación de frigidez total o anorgasmia.
TECNICA PARA EYACULACION PRECOZ: Método, (parada y arranque) por el cual un hombre puede aprender a evitar la eyaculación prematura, mediante el cese temporal de toda estimulación al sentir que está alcanzando el punto en el que la eyaculación es inevitable.
TEMPERATURA BASAL DEL CUERPO: Temperatura normal del cuerpo humano en condiciones basales, por la mañana antes de levantarse y medida siempre en un mismo sitio (bucal, rectal por ej.). La temperatura basal del cuerpo de la mujer se eleva justo después de la ovulación, así que la lectura cotidiana puede detectar el momento en que ha ovulado y utilizar ese dato en el método de control natural de la natalidad. Ver método de la temperatura basal.
TERAPIA DE REEMPLAZO HORMONAL: Utilización de hormonas naturales o sintéticas para contrarrestar algunos de los efectos de la menopausia, por ejemplo la sequedad vaginal.
TESTICULOS: Glándulas sexuales masculinas situadas en el interior de cada bolsa escrotal, que producen espermatozoides y hormonas sexuales.
TESTOSTERONA: Hormona sexual masculina por excelencia, producida por los testículos. Es responsable de la conducta sexual y de las características sexuales secundarias masculinas. La testosterona también se produce en las glándulas suprarrenales de hombres y mujeres, y en éstas es en parte responsable de la conducta sexual femenina.
TIEMPO REFRACTARIO INTERORGASMICO: Periodo de tiempo variable para cada individuo y sexo, en el cual esta imposibilitado de obtener otro orgasmo.
TRANSEXUAL: Personas sometidas a una operación de cambio de sexo. Hombre o mujer que siente que en realidad es un miembro del sexo opuesto atrapado en un cuerpo equivocado.
TRAVESTI: Persona que tiene una fuerte compulsión a vestirse con ropas del sexo opuesto; Para muchos travestis el realizar esto último es necesario para poder gozar la actividad sexual. Mas frecuente en varones.
TRICOMONIASIS: Infección de la vagina, con frecuencia transmitida sexualmente.
TROMPAS DE FALOPIO: Organos que conforman parte de los genitales internos femeninos, son túbulos que conectan la zona periovárica con el útero y en las que ocurre la fertilización de los óvulos o concepción.

U
URETRA: Conducto que transporta la orina desde la vejiga al exterior. En los hombres, la uretra también es el canal a través del cual se eyacula el semen.
URETRITIS: Inflamación de la uretra causada por una infección habitualmente bacteriana.
UTERO: Matriz, órgano genital interno de la mujer en el que se deposita el óvulo fertilizado y se desarrolla el embrión.
V
VAGINA: Organo de la cópula en la mujer. Conducto corto, húmedo y suave entre la vulva y el cuello del útero, en el cual se introduce el pene durante el coito.
VAGINITIS: Inflamación de la vagina habitualmente bacteriana o micótica (hongos).
VASECTOMIA: Método de esterilización quirúrgico masculino, en el que se cortan y ligan los conductos deferentes a fin de que los espermatozoides no puedan pasar y llegar al semen.
VELLO PUBICO: Pilosidad o vello alrededor de los genitales, en la zona pubiana.
VERRUGAS GENITALES: Pequeñas excrecencias papilares o verrugas sobre o alrededor de los genitales. Pueden ser verrugas vulgares, o condilomatosas (virales) transmitidas sexualmente.
VESICULA SEMINAL: Glándulas que conforman pequeñas bolsas situadas por detrás de la próstata, que descargan el líquido seminal en la uretra.
VIBRADOR: Dispositivo que opera a pilas, por lo general con forma de pene, que vibra y es utilizado para estimular el clítoris o la vagina.
VIOLACION: Relación sexual llevada a cabo por la fuerza, sin mediar consentimiento por parte de uno de los integrantes de la pareja.
VIRUS: Agente infeccioso (microbio) responsable de numerosas enfermedades en todos los seres vivos. Son partículas extremadamente pequeñas, y que a diferencia de las bacterias no se pueden mantener ni multiplicar sino es como parásitos de una célula viva.
VOYEURISMO: Parafilia, forma compulsiva de comportamiento sexual en el cual una persona (por lo general un hombre) siente placer al mirar las actividades sexuales de otras personas, o al mirar a otros desvestirse. También llamado escopofilia.
VULVA: Organo sexual externo de la mujer, puerta de entrada a la vagina.

Z
ZONAS EROGENAS: Aquellas partes del cuerpo que son especialmente sensibles a la estimulación sexual (Genitales, zona mamaria, etc.).
ZOOFILIA: Comportamiento sexual parafílico que comprende el contacto sexual con animales.

ANATOMIA MASCULINA
Genitales Externos

Genitales internos

Glándulas sexuales accesorias

Base Hormonal

Fisiología

Órganos genitales internos:

Testículos: son los órganos productores de los gametos masculinos o espermatozoides a la vez que producen la hormona sexual masculina(Testosterona).

Son de forma ovalada, se sitúan dentro de las bolsas testiculares debajo del pene.

Están formados por una cubierta llamada túnica albugínea salen tabiques que penetran en el parénquima testicular que delimitando una serie de lobulillos. Cada “lobulillo” tiene de 2 a 3 conductillos que se llaman “tubos seminíferos” que producirán los espermatozoides pero también contienen células de Sertoli que alimentan a los espermatozoides durante su formación.

Epidídimos: son órganos accesorios a los testículos, tienen forma alargada, se sitúan encima del borde posterior y están pegados a ellas; su función es almacenar los espermatozoides producidos.

Vías espermáticas: son los conductos que llevan los espermatozoides desde los testículos al exterior y se dividen en: conductos deferentes: son 2 conductos que van desde los epidídimos a su correspondiente vesícula seminal. Van acompañados de vasos sanguíneos y nervios y forman un cordón espermático que en su parte final tiene un ensanchamiento llamado ampolla. Estos conductos también sirven para almacenar espermatozoides.

Conductos eyaculadores: son 2 conductos que resultan de la unión de los conductos deferentes y de las vesículas seminales y que desembocan en la uretra.

Uretra: conducto urinario que se inicia en la vejiga y termina en el extremo del pene. También se le llama conducto urogenital porque corresponde tanto al aparato urinario como al genital. Sirve para la salida del semen y la orina al exterior.

Anatomía genital Femenina


Genitales externos

Genitales internos

Glándulas sexuales accesorias

Base Hormonal

Fisiología


Genitales externos:


El sistema genital externo de la mujer consta de: el Monte de Venus, los labios mayores, los labios menores, orificio uretral, el clítoris y el vestíbulo.

El Monte de Venus es un acolchado de tejido graso blando que cubre el hueso pelviano. Usualmente está cubierto por un espeso desarrollo de vello después del comienzo de la pubertad. Venus era el nombre dado a la diosa romana del amor. Por lo tanto, "Monte de Venus" viene a significar, "Monte del Amor." Se lo llama así porque el tejido graso que se encuentra aquí es sensible al estrógeno, con la llegada de la pubertad aumentan los niveles de estrógeno dando forma a un monte distinguible. A menudo es muy visible cuando la mujer está desnuda o usa ropa ajustada. Se piensa que suministra un acolchado entre los huesos pelvianos de la mujer y su pareja durante el coito, cuando la penetración es desde el frente.

Los labios mayoresson son dos pliegues de piel, en algunos casos se parecen más a montículos que a pliegues, que definen a la hendidura vulvar, y cubren y protegen las estructuras más delicadas de la vulva. La porción anterior de cada labio mayor es usualmente más gruesa que la posterior, afinándose y fundiéndose con el perineo

Los labios menores están hechos de tejido eréctil esponjoso suave que contiene una concentración densa de vasos sanguíneos, el mismo tejido que rodea a la uretra en el pene. Los labios menores están poblados por muchas glándulas productoras de aceite, pero están desprovistos de células grasas. Normalmente son muy elásticos, como una ilustración revela debajo. Durante la excitación sexual, la sangre se acumula en ellos, causando su hinchazón y aumento en el tamaño, así como un cambio de color

El clítoris es un órgano muy complejo y especializado. Tiene sólo un propósito, darles el placer sexual a las mujeres. Es tan importante a una mujer, como lo es un pene a un hombre. El clítoris está formado por los mismos tejidos que el pene, y en su mayor parte, funciona igual que un pene. La única diferencia importante entre los dos es que la uretra de la mujer no pasa a través del cuerpo del clítoris. El tejido que transporta la orina y eyacula a través del pene está sin embargo presente, en la forma de los labios menores. Mientras que el clítoris promedio es más pequeño que un pene, algunos son tan grandes como un pene pequeño. Muchos clítoris se ven muy parecidos a un pene, lo cual desgraciadamente hace a algunas personas sentirse incómodas.

ESTIMULACION DEL PUNTO G

Descúbrete Descubre los misteriosos rincones de tu cuerpo. Como quiza ya sepas, el punto G femenino forma parte de tu anatomía y es un tejido que se encuentra en la pared frontal de la vagina, a aproximadamente cinco centímetros de su entrada.

Es sumamente sensible porque está rodeado de terminaciones nerviosas y la mejor manera de estimularlo es explorarlo y tocarlo, o tener una penetración por detrás durante el acto sexual.

Este enigmático y pequeño espacio de la anatomía femenina, se considera el foco de la máxima excitación en la mujer. Es una masa compuesta por nervios, situada a dos o tres pulgadas de la entrada de la vagina, y de forma parecida a un fríjol. Su tamaño es, aproximadamente, el de una moneda mediana, aunque su localización y dimensión, pueden variar entre una mujer y otra.

Descubrir el Punto G, sin embargo, no es una tarea fácil, por lo que algunas mujeres llegan a creer que no lo poseen. Aquellas que sí lo han encontrado, dicen disfrutar mucho la posición de “perrito” durante el acto sexual, ya que le permite al pene del hombre, un mejor acceso a la pared del frente de la vagina, donde se encuentre dicho punto. Una presión firme, un ritmo rápido y mucha fricción, facilitarán el logro del orgasmo del Punto G. Es curioso cómo muchas mujeres, sienten una sensación parecida al deseo de orinar, cuando se comienza a estimular el punto, por lo que te recomendamos ir al baño antes de comenzar a hacer el amor. Es posible, además, que eyacules una pequeña cantidad de un líquido blanco o transparente, cuando llegues al clímax. Tal vez, a tu pareja y a ti, les cueste un poco de trabajo encontrar el “mágico Punto G” pero sin embargo, vale la pena, pues podrán adicionar placer, experiencia y nuevas sensaciones a la relación sexual. Así que, ¡inténtalo! ¡No pierdas la oportunidad de experimentar un nuevo tipo de orgasmo!


Sin embargo, en años recientes se ha descubierto que el hombre también cuenta con un ‘sitio estratégico’ de sensibilidad extrema que si se sabe explorar, puede ser
estimulado para desencadenar orgasmos de dimensiones no experimentadas.

Muchos hombres no quieren descubrir este punto por considerarlo antihigiénico o por miedo a perder algo de su masculinidad, pero la realidad es que quienes lo han probado no dudan en repetir esta experiencia extremadamente satisfactoria.

Se le ha llamado el punto G masculino, aunque en realidad se trata de la próstata, una glándula que genera el líquido seminal que transporta a los espermatozoides.

Atrévete a estimularlo

Si recibe un adecuado masaje, la próstata incita al hombre al orgasmo. Sin embargo, él no puede estimularse a sí mismo tan fácilmente, ya que su punto G está dentro del recto, por lo tanto será necesaria tu colaboración. ¿Quieres tratar? ¡Lo volverás loco!

* Podrás sentir la forma de nuez que tiene la próstata si introduces con toda suavidad y delicadeza un dedo por el conducto anal y lo guías a través de su pared frontal.

* Aproximadamente a cinco centímetros presionas hacia adelante, es decir, hacia su pene hasta notar el pequeño abultamiento a esa altura.

* La posición que facilitará esta actividad es estando él acostado boca arriba con las rodillas contra el pecho, que para él será más excitante si tú lo pones en esa postura e inicias la exploración.

* Dale un suave y pausado masaje hasta que lo hagas llegar al orgasmo, que será mucho más intenso que uno normal.

Es importante insistir en que es sumamente delicado emplear el tacto en la zona anal, pues es un tejido muy susceptible de lastimarse si lo no lo haces con sutileza o si no empleas un lubricante.

¿Quieres que él goce el doble? Prodúcele un mayor placer estimulando su punto G al mismo tiempo que le practicas sexo oral o cuando él te esté penetrando.

Sugerencias importantes

Atrévete a darle a tu amor el enorme regalo de experimentar un nuevo placer desmedido. Pero es muy importante que antes tengas en cuenta los siguientes consejos:

* Evita molestias o heridas teniendo las uñas bien recortadas.

* Usa guantes de látex o un preservativo para una mayor protección.

* Aplica en el dedo un lubricante a base de agua que encontrarás en cualquier farmacia.

* Antes de introducirlo, toca suavemente la parte externa del ano, haciendo círculos.

* Introduce la punta del dedo un centímetro dentro del conducto anal y gíralo pausadamente haciendo círculos en su interior.

* Pregúntale a cada instante qué sensaciones que le produce cada movimiento.

Aumenta el Placer

Descubre nuevas formas de placer. El goce que produce la contemplación del cuerpo de la pareja se puede multiplicar infinitamente si se agregan caricias, besos y abrazos en el momento de la relación sexual. ¡Basta ya de sentirte reprimida! Es hora de dialogar con tu pareja sobre dónde y cómo te gustaría que te tocara para que ambos puedan disfrutar a plenitud y sin obstáculos del sexo.

Uno de los métodos para llegar al orgasmo es la estimulación erógena, y los expertos en sexología han comprobado que las áreas que provocan más excitación en la mujer son la boca, a través de los besos, ya sean suaves o apasionados; desde el nacimiento del cabello hasta la frente; las sienes, las cejas, los párpados y las mejillas. Una bomba atómica son el lóbulo de la oreja, el cuello, los senos y el área alrededor del ombligo. Y para culminar, el punto máximo femenino es el clítoris, donde la sensibilidad y el placer se unen.

Para el hombre, las caricias en los genitales son estímulos que provocan una excitación inmediata. Los hombros, las palmas de la mano, la espalda, el pecho y los pezones son sus otros puntos débiles en la intimidad. Con estos datos en cuenta, desde hoy comienza una nueva etapa en tu relación, y pídele a tu pareja que te ayude a localizar los rincones de sus cuerpos donde se esconde el placer. Comiencen la exploración erógena con besos en las manos y los dedos en un ambiente relajado, y extiéndanlos por todo el cuerpo. Mientras más se prolongue y se esmeren en el juego previo, mejor será el resultado final. Apresurarse y perder el tiempo quitándose la ropa inmediatamente, restará placer y beneplácito.

El punto G

Nuestra mitología erótica incluye miles de narraciones en las cuales da cuenta de la existencia de un punto secreto dentro del órgano sexual femenino sobre el que se centra la excitación sexual. Hoy esa creencia está científicamente probada. El punto G o G-Spot en Inglés es embriológicamente un equivalente de la próstata en el hombre, descubierta por el médico alemán Ernst Grafenberg quién escribió la obra acerca de “Una Zona Erótica Femenina”, ubicada en la pared anterior de la vagina a lo largo de la uretra, la cual se hincha mediante la estimulación sexual. Todas las mujeres lo tienen pero ello no significa que todas se estimulen positivamente y es más: a algunas mujeres les desagrada.

El punto G implica que ciertas células del embrión humano se desarrollan de una u otra forma dependiendo de si corresponde a un varón o a una hembra. Así en las niñas, en la zona donde podría haber estado la próstata aparece la zona del punto G. Algunas autoridades médicas son escépticas sobre la existencia de éste punto pues es muy difícil de ubicar mediante autopsias y solo adquiere un tamaño relevante mediante la excitación sexual.



El punto G se halla ubicado a lo largo de la parte superior frontal de la pared vaginal, avanzando unos cinco centímetros hacia el estómago. La mejor forma de localizarlo es insertar uno o dos dedos algo doblados hacia arriba. Realice un movimiento como queriendo decir con un gesto “ven aquí”. El área es del tamaño de un pequeño garbanzo pero que al excitarse adquiere el tamaño de una nuez y es probable que al ser estimulada la mujer sienta necesidad de orinar. Eso es porque al igual que la próstata cuando se agranda presiona nervios que controlan la vejiga urinaria. Si continúa la estimulación la molestia es reemplazada en muchas mujeres por una sensación placentera.

Y más aún, algunas mujeres pueden llegar a experimentar orgasmo, incrementando en otras la longitud del orgasmo y habilitando multi-orgasmos.
Los hombres también tendrían su Punto G

Al parecer ésta zona o glándula no está a la vista. Para acceder a esa zona el hombre debería permitir que su pareja haga algo similar a lo descrito para la ubicación de ese punto en la mujer, pero en éste caso por el único orificio disponible: por el ano, lo cual dificulta su conocimiento en nuestra cultura. No obstante proliferan negocios que venden toda clase de aparatos para estimular estos puntos en ambos sexos.

Uno de los métodos para llegar al orgasmo es la estimulación erógena y los expertos en sexología han comprobado que las áreas que provocan más excitación en la mujer son la boca, a través de los besos, ya sean suaves o apasionados; desde el nacimiento del cabello hasta la frente; las sienes, las cejas, los párpados y las mejillas. Una bomba atómica son el lóbulo de la oreja, el cuello, los senos y el área alrededor del ombligo. Y para culminar, el punto máximo femenino es el clítoris, donde la sensibilidad y el placer se unen.
Para el hombre, carente del llamado punto G, las caricias en los genitales son estímulos que provocan una excitación inmediata, muy parecida a la que puede recibir la mujer cuando se le estimula esa zona rugosa de la vagina que los expertos definieron como punto G.

Los hombros, las palmas de la mano, la espalda, el pecho y los pezones son sus otros puntos débiles en la intimidad. El frenillo, zona justo debajo del glande con el pene erecto, puede resultar muy estimulante. Pero sin duda alguna el hombre encuentra en los testículos uno de los llamados puntos G.

Para casi todos los hombres es muy relajante que les acaricien los testículos, eso sí, siempre con suavidad. Para experimentar placer se debe de coger el pene con la mano y usar la otra para cubrir y recorrer los testículos y acariciar la zona entre estos y el ano. Esta zona es muy sensible. El escroto (bolsa que contiene los testículos) es como si fueran los labios exteriores de la mujer, por eso aunque las caricias y los besos produzcan sensaciones muy agradables, no es probable que desemboquen en un orgasmo.

La localización del punto G en la mujer es mucho más complicada. Para ello, se debe mover el dedo hacia arriba y hacia abajo, adentro y afuera, la presión debe ser rítmica, fuerte y sostenida por 4 o 5 minutos. Muchos hombres se desesperan y muchas mujeres dicen no sentir placer por que no dan el tiempo suficiente para estimular esta zona; si se ha detectado bien, la mujer siente deseos de orinar en un principio, algo parecido a lo que le sucede al hombre cuando se le estimulan los testículos. En el caso de la mujer se debe detectar este punto antes de la penetración.

En las mujeres es importante tener bien fortalecidos los músculos vaginales que son los que rodean la vagina y el ano. Estos músculos se fortalecerán con los ejercicios de Kegel, que ha visto que la estimulación, no solo puede ser por vía vaginal. En los hombres de igual manera la sensación de placer será mayor cuanto más fortalecidos tengan el pene y los testículos. En ambos casos la estimulación del punto G no es más que una masturbación que consiste en procurarse placer sexual uno mismo.

Los hombres podrían disfrutar de una parte de su cuerpo equivalente al Punto G en la mujer, la glándula prostática, aunque no se suele estimular por el lugar en el que está (está escondido y los hombres no se suelen dejar tocar esa zona).

Esta glándula no está a la vista, y para muchos de los hombres nunca existirá porque no se dejarán tocar su Punto G. Para acceder a él hay que introducir un dedo en su ano unos cinco centímetros y presionar hacia delante (hacia su pene) un pequeño abultamiento que se debe notar a esa altura.

Quienes lo han probado no dudan en repetir, aunque son muchos los que no quieren descubrir este punto por miedo. Todavía quedan estos tabúes, pero cada pareja es libre de experimentar. El consejo de los expertos es utilizar un preservativo u otra cosa para lubricar la zona y evitar hacer daño.

La masturbación es para muchas personas la primera actividad sexual . Con ella descubrimos nuestros sentimientos eróticos y aprendemos a no avergonzarnos de ellos ni de nuestros genitales.

Es la mejor manera de ir conociendo el sexo y de desprenderse de viejos temores e inhibiciones. Una forma de adquirir confianza y poder comunicarnos sin miedo con nuestros amantes.
La masturbación tiene muchos aspectos positivos y ayuda a quien la practica: proporciona satisfacción sexual a personas que no consiguen encontrar pareja, es una solución para personas que no consiguen encontrar pareja, es una solución para los adolescentes con ansias irreprimibles de sexo y evita embarazos no deseados. También es un buen remedio para las personas separadas y para las parejas, cuando uno de los dos está enfermo, cuando a uno no le apetece hacer el amor o cuando no consiguen alcanzar el orgasmo mediante la penetración.

La primera masturbación
Suele aparecer en los últimos años de la niñez y comienzos de la pubertad.Aunque es habitual haber oído hablar sobre la masturbación, muchos de los jóvenes llegan a la masturbación por accidente o por ensayo y error en las conductas de autoexploración. Respecto a las mujeres, algunas empiezan desde niñas, otras informan haber comenzado a masturbarse tras sus primeras interacciones sexuales, imitando las caricias genitales que recibían de sus parejas.

Funciones de la masturbación.
Durante la adolescencia es parte importante del desarrollo psicosexual, ayudando a la persona a identificar los patrones de excitación de la propia respuesta sexual.Permite un aprendizaje de la actividad sexual en un ambiente mas relajado ya que no tiene que estar pendiente de la pareja y preocupad@ por Una buena identificación de la propia activación y respuesta sexual permite comunicar estos aspectos a la pareja colaborando a mejorar la propia relación interpersonal.Durante parte importante de la vida, la masturbación puede servir para aliviar la tensión sexual y como forma de conseguir placer, en especial cuando no se dispone de alternativas.

La masturbación como forma de vivir la sexualidad.
La práctica de la sexualidad demuestra que la masturbación es una forma de vivir la sexualidad, cuya función es más relevante en determinadas circunstancias, pero que siempre juega un papel importante. La mayor parte de los españoles han practicado la autosatisfacción sexual. Los hombres destacan por encima de las mujeres, manifiestan más constancia y afición.Lejos de ser una práctica limitada a la adolescencia y en general a la juventud, es un agradable ejercicio que dura toda la vida, aunque los jóvenes se masturben más que los mayores.

Estímulos que sirven como motivo de satisfacción.
Dichos estímulos son de índole variada, como corresponde a una práctica que, en principio, no pone límites a la imaginación. Los estímulos a los que se recurre con más frecuencia son los que menos cuestan y en los que se pone a prueba sobre todo la imaginación.Erotizar la mente requiere un esfuerzo, y este siempre es agradable.Leer novelas eróticas, ver libros de imágenes, películas de tinte erótico, pornográficas, escribe una historia erótica, desnuda mentalmente a los demás, piensa que te gustaría hacer a un hombre/mujer, etc.

Excitación durante la masturbación.
Una de las características de la masturbación es que la persona se encuentra mucho más libre para estimularse de la forma que prefiera, ytambién para fantasear (imaginar situaciones y actividades) durante su realización.

Mitos sobre la masturbación.
Hoy en día sabemos que la masturbación es un acto normal y saludable en cualquier ser humano, el cual no causa ningún tipo de daño físico o psicológico. Es mas, la masturbación, a solas, claro esta, es 100% sexo seguro, ya que no transmite enfermedades de transmisión sexual y no existe el riesgo de embarazo. Otro punto importante es que a través de la masturbación aprendemos a conocer nuestro cuerpo y a explorar nuestra sexualidad, lo cual nos ayuda a funcionar mejor sexualmente con nuestra pareja.Sin embargo, aun con este cambio de actitud en nuestra sociedad, persisten varios mitos sobre la masturbación, los cuales preocupan a padres de familia e incluso a los mismos practicantes de la masturbación. Conozcamos algunos de los mitos relacionados a la masturbación:
La masturbación causa daños físicos: Falso,la masturbación es un acto normal y saludable y NO causa: acné, ceguera, perdida del cabello, tuberculosis, parálisis, pelos en las manos, disminución en la potencia sexual, infertilidad reducción o aumento del tamaño del pene. Conclusión, no causa cambios físicos en la persona.
La masturbación causa daños psicológicos: Falso, la masturbación es un acto normal y saludable y NO causa: locura, una personalidad antisocial, u otros cambios a la personalidad o salud mental.
Sólo las personas sin pareja sexual se masturban: Falso, no es raro que las parejas se masturben, inclusive muchas parejas de esposos lo hacen. La masturbación es solo otra forma de expresión sexual y practicarla no significa que se esta insatisfecho con al rendimiento sexual de su pareja. Además, la masturbación ayuda a que la pareja aprenda a reconocer los estímulos necesarios para lograr el orgasmo, de esta manera mejorando la calidad de la relación sexual. ¿Si uno mismo no sabe lo que le gusta, cómo puede esperar que lo sepa su pareja?
La masturbación es practicada sólo por personas jóvenes e inmaduras: Falso,
si bien es cierto que la masturbación alcanza su máxima expresión en la adolescencia, esta se sigue practicando durante la adultez.
Sólo los hombres se masturban: Falso, estudios realizados en diferentes países demuestran que muchos hombres y mujeres lo han practicado en alguna época de su vida
La masturbación en exceso es dañina: Falso, no existen consecuencias negativas, siempre y cuando:· la masturbación no interfiera persistentemente o substituya la actividad sexual de pareja, es decir, que la persona prefiere masturbarse a tener sexo compartido con su pareja, o si se masturba después del coito porque siente que no logró el placer deseado · no establezca un círculo vicioso, obsesión o compulsión, es decir, que la persona sienta que la masturbación le evita cumplir con sus responsabilidades, que lo obliga a salir de su rutina diaria para poder masturbarse o que interfiere con sus actividades sociales. Como podemos ver, la masturbación es solo otra forma de expresión sexual y una practica totalmente normal y saludable en cualquier individuo, sea este niño, joven, adulto, hombre o mujer

Algunas preguntas.

¿Se puede disfrutar más con la masturbación que con el coito?
No es raro que esto ocurra, la mayoría de las investigaciones indica que acostumbra a ser así en muchas mujeres, en especial desde el punto de vista estrictamente físico. Razones, hay algunas, usted puede fantasear con calma y serenidad, conoce su propio ritmo, explora su sensibilidad sin depender de otra persona...Dejar de masturbarse es perder una oportunidad inmejorable para conocer a fondo su propio cuerpo.

¿ Soy un perdedor si me masturbo ?
Por supuesto que no! Probablemente has oído a alguien decirle a otro algo como "pajero" o un término similar como insulto, o escuchado a alguien alegar que él no necesita masturbarse porque él tiene sexo "real". Todo eso es un montón de basura! En cada caso como este, la persona que lanza tal insulto actualmente se masturba, siente culpa por ello, y luego utiliza su insulto para hacer sentir culpables a otros. Esto es un perverso círculo vicioso que consigue de todos un sentimiento de culpa sobre esta maravillosa cosa que nuestros cuerpos pueden hacer. El círculo puede detenerse solamente cuando caes en la cuenta que casi todos se masturban, incluso el hombre adulto que tiene todo el sexo "real" que quiere. Cuando puedes decir que te masturbas y te sientes orgulloso de ello (aún si solamente te lo dices a ti mismo), te das cuenta que los verdaderos perdedores son aquellos que se mienten a sí mismos y a otros!

¿Cómo puede afectarnos la frecuencia en que realizamos la masturbación?No hay ningún argumento científico que indique que la masturbación -incluso si es frecuente- entrañe alguna problemática de salud física o psíquica. Se trata de una alternativa válida para la expresión sexual que, además, puede ser muy útil para su futuro sexual. Los conocimientos que obtiene ahora de su propio cuerpo y la sensibilidad erótica, las fantasías que multiplican el placer, todo ello deberá transferirse a sus relaciones con otras personas y, por lo tanto, constituye una posibilidad más para sus futuras fuentes de placer.

¿ Cuánto es lo normal ?
No hay una frecuencia "normal" de masturbación, puedes masturbarte tanto como quieras. Lo peor que puede pasar es que tu pene se torne un poco sensible (frota de igual manera cualquier parte de tu cuerpo y pasará lo mismo). En cualquier grupo de adolescentes, algunos se masturban varias veces al día, otros una vez al día o solamente una o dos veces a la semana o menos. También hay unos pocos que nunca lo hacen, ya sea porque no tienen el deseo, o porque por alguna razón ellos no piensan que la masturbación es saludable y tienen el control de resistir al deseo.
Algunas técnicas de masturbación Muchos hombres descubren la masturbación por accidente, cuando un día ellos están frotando sus penes y sienten algo tan bueno que no quieren detenerse hasta que tienen un orgasmo. Pero hay varias maneras para hacerlo más disfrutable.
Habrá veces donde sentirás una necesidad muy fuerte de masturbarte justo cuando no es conveniente hacerlo. En este caso podrías eyacular tan rápido como sea posible, quizás en el cuarto de baño. Eso está bien -pero deberías saber que masturbarse, como el sexo entre 2 personas, es mucho más placentero cuando puedes relajarte y tomarte el tiempo necesario.
Algunos tipos se masturban acostándose boca abajo y frotando sus penes contra la cama. Una técnica más común implica acostarste boca arriba y frotar el pene con una mano (o las dos). En esta posición, cuando eyaculas, el sémen terminará sobre tu pecho o estómago, de manera que será fácil limpiarlo. (Probablemente quieras levantarte o quitarte tu pijama, camisa o remera, para que el sémen no termine allí, y también quieras tener un trozo de papel higiénico o papel de cocina para poder limpiarte.).
Toda sesión de masturbación exitosa comienza con una erección que ocurre cuando tu pene se llena con sangre hasta el punto en que se hace lo suficientemente largo y duro para manosearlo. Obtener una erección generalmente es tan fácil que con solo tener pensamientos sexuales y frotar tu pene lo conseguirás. Si estas en la adolescencia, o si no has eyaculado por un tiempo, probablemente no tendrás que hacer ninguna cosa para obtener la erección!
Una vez que tu pene ha alcanzado su lungitud y dureza máxima, sujétalo y frótalo a lo largo a una velocidad constante. Esto simulará lo que se siente al mover tu pene hacia adentro y hacia afuera de la vagina de una mujer, que es lo que sucede durante el coito.
A continuación hay 4 maneras básicas de sujetar el pene que puedes probar. En realidad son sólo puntos de inicio; es importante para ti que practiques pequeñas variaciones de ellas, lo que te permitirá optar por las técnicas que mejor te hagan sentir.

Hacer el amor en solitario,
Un ritual de amor en solitario incluye... un baño muy sensual, la aceptación del cuerpo, un masaje, una exploración genital y un baile dentro del espejo para practicar los movimientos del sexo. Termina con un orgasmo en un escenario erótico que usted elija. Se pueden hacer variaciones al gusto de cada uno/a.

Un ejemplo. "Luces, cámara y acción"
Con el escenario que usted haya elegido, acomódese y respire hondo. Diga "te quiero" con voz sensual. En este ambiente, lo que pega es la cámara lenta, de modo que tómese su tiempo y sea un amante delicado. Recorra su cuerpo con las manos. Tóquese los pechos. Hágase un masaje en los genitales. Vaya subiendo lentamente. No piense en el orgasmo -piense en lo bien que lo está pasando mientras juega con su cuerpo y sus fantasías. Disfrute, intente darse placer, amor a sí misma/o, sexo para usted, y elija la fantasía que más le guste en cada momento, y sobre todo, dese tiempo.

Conclusiones.
La masturbación es la forma quizá más sencilla de obtener placer sexual, ya que no hace falta nada ni nadie para conseguirlo (la propia persona tiene todo lo necesario para conseguir placer). La masturbación, hoy día, es considerada como un elemento importante en el aprendizaje sexual, no existiendo evidencia científica que permita hablar de trastornos físicos como consecuencia.Antes se consideraba la masturbación como una práctica enteramente masculina, pero es evidente que la mujer también la ha utilizado.Que la masturbación nos avergüence es lo que debería avergonzarnos. Masturbarse es liberador, divertido y sano.
Tiene la bendición de la Organización Mundial de la Salud y lo terapeutas sexuales recomendamos su práctica.
La autosatisfacción debería ser algo comúnmente aceptado y enseñado.Nuestra mente es nuestro mejor afrodisíaco.Es evidente que cada persona es responsable y autónoma para tomar las decisiones que estime pertinentes respecto a su vida sexual, eso sí, respetando a los demás

Masturbación Femenina:

¿Es la masturbación cosa de hombres?

Los chicos se masturban, solos o en grupo; lenta o rápidamente; en una postura o en otra, pero el caso es que los chicos se masturban.
Pero ¿y las chicas? Siempre se consideró que la masturbación era cosa de hombres. De hecho aún hoy parece que lo sea. Apenas se habla de masturbación femenina.
¿Qué hay de malo en procurarse placer a una misma? Nada. Nada de lo que avergonzarse, nada de lo que sentirse culpable. Masturbarse debería considerarse algo natural, algo primordial que forma parte de nuestras vidas, exactamente igual que comer o dormir. Hay muchas razones para autosatisfacerse, aunque luego no se lo cuentes a nadie. Básicamente es liberador, divertido y sano, muy sano (hasta la OMS. ensalza sus virtudes)


Entre un 70 y un 82 por ciento de las mujeres se masturba hasta el orgasmo alguna vez en su vida. Muchas empiezan pasados los 20 años, o cuando ya han realizado el coito. Es posible que algunas mujeres no se masturben nunca. La frecuencia suele variar dependiendo de las circunstancias, pero la investigación demuestra que las mujeres que mantienen una relación sexual activa, se masturban tanto como las que no la mantienen. La masturbación es un excelente modo de descubrir tus respuestas sexuales, además de satisfacer tus deseos. La masturbación es una experiencia muy personal y privada. Muchas mujeres descubren masturbandose formas mejores de excitarse y de llegar al orgasmo durante el coito, incluso puede contribuir a que algunas experimenten orgasmos múltiples. Hay mujeres que se tumban quedandose quietas al masturbarse, usando las manos sólo con los genitales. Otras prefieren moverse vigorosamente y acariciarse los pechos con las manos, además de los genitales. También se puede recurrir al uso de lubricantes para ayudar a que los dedos se deslicen, intensificando el placer de la masturbación.

¿Cómo masturbar a una mujer?
Las necesidades sexuales de cada mujer varían ampliamente, cada mujer tiene sus propias preferencias y deseos. Lo mejor es descubrir cuales son las necesidades de tu compañera, para ayudarte puedes pedirle que te guíe su mano y te enseñe lo que más le gusta. No es necesario que te concentres sólo en los genitales, recuerda también los senos y el ombligo. Acaricia el prepucio del clítoris de tu compañera, primero por un lado y después por otro, acordandote de variar el ritmo y la presión. Es fundamental que las presiones sobre el clítoris sean pequeñas para no reducir la estimulación. Los labios menores o internos son muy sensibles al tacto. Acaricia la vagina con toda la mano y si la lubricación es adecuada introduce tus dedos en el interior de la vaginas.

MASTURBACIÓN MUTUA
La masturbación mutua es una buena manera de preparar el camino hacia el coito, o continuar cuando el camino hacia el coito completo resulta dificil, por enfermedad, por encontrarse en la última etapa del embarazo o bien por que a uno de los dos no le apetece sexo con penetración Gracias a las manos se pueden realizar movimientos de una gran precisión, que harán que los dos disfrutéis de las mejores sensaciones juntos. Mediante caricias descubrirás con todo detalle el cuerpo de tu pareja. Y mediante estos pequeños juegos podrás expresar de forma libre tus deseos y prefencias, haciendole saber a tu pareja lo que más te gusta.

Masturbación Masculina:
Cuando un varón llega a la adolescencia empieza a atravesar importantes cambios en sus emociones. La conciencia sexual se acentúa e intenta liberar la tensión erótica mediante la masturbación, esto se acentua cuando no tiene pareja. Muchos hombres continúan masturbandose durante toda su vida, incluso cuando mantienen relaciones con otra persona. Según diversos estudios, un 94% de hombres se han masturbado alguna vez hasta llegar al orgasmo. Mediante la experiencia personal se aprenden las técnicas y ritmos que dan mejor resultado. De esta forma el hombre conoce sus respuestas y se puede anticipar al orgasmo. El uso de lubricantes reduce la fricción y puede hacer que aumente el placer.

El método clásico
En general, el hombre se masturba sujetando con una mano el cuerpo de la verga e imprimiendo un movimiento rítmico de vaivén, al mismo tiempo que acaricia el tallo de arriba a abajo. La mayoría estimula también el glande y el frenillo (bajo el glande, en la parte inferior). Algunos consiguen llegar al orgasmo frotando el glande cada vez más rápido. Para otros, con una sensibilidad extrema, esta maniobra puede ser dolorosa. El nivel de presión, la rapidez y la amplitud del movimiento varian de un individuo a otro.

Lo más importante es el ritmo: la regularidad crea la tensión sexual. También puede acariciar, masajear o sujetar los testículos al mismo tiempo, o frotar el periné (zona situada entre los testículos y el ano). Presionar la base del tallo aumenta la sensibilidad y facilita la erección. Para cambiar, acaricie suavemente con los dedos el pene y los testículos hasta tener una erección, luego utilice 2 o 3 dedos y el pulgar, en lugar de utilizar toda la mano, para efectuar el movimiento de vaivén.

Un poco más difícil: intente mantener un dedo en el frenillo, deslizando los otros dedos y el pulgar por encima del pene, en un movimiento corto. Para estimular zonas diferentes, basta con efectuar el movimiento girando la muñeca y la palma del otro lado del pene.

El orgasmo.
Se suele tardar entre 2 y 5 minutos en alcanzarlo. Aunque depende del estrés, el cansancio y la excitación. La mayoría acarician el pene (o frotan el glande) cada vez más rápido cuando sienten que va a llegar el orgasmo. Otros sujetan sus testículos o la base del tallo mientras están eyaculando. Si desea retardar la eyaculación, debe ir más despacio o detener el movimiento, y luego volver a empezar. La sensación de placer durará más y el orgasmo será, sin duda, más intenso (aunque, al contrario, puede resultar menos fuerte si lo ha retardado durante demasiado tiempo). Cuando el hombre llega al orgasmo, ralentiza o detiene la estimulación. En ese momento, el pene y, sobre todo, el glade son extremadamente sensibles.

Para aumentar la excitación y el placer.
Puede masturbarse en la cama, en el sofá, etc., pero también de pie o delante de un espejo: eso no quiere decir que sea narcisista y, en cambio, puede contribuir a aumentar la excitación. Los "auxiliares", revistas y películas porno, no son precisamente muy "eróticas". Las fantasías sexuales son un estimulante mucho más eficaz. Algunos hombres se sientan incluso sobre sus manos antes de masturbarse. Así, las manos estarán medio dormidas y resulta más fácil imaginar que es otra persona quien le está acariciando.

Utilización de un gel lubrificante.
Muchos utilizan la saliva para lubrificar el sexo; de esta forma las sensaciones de la masturbación se parecen más a las de una penetración. Sin embargo, a veces la saliva no es suficiente. La mejor solución es utilizar una leche hidratante, o mejor, un lubrificante a base de agua. Además de ser (casi) interminables, proporcionan una sensación diferente, ya que permiten un frotamiento más intenso con toda la palma de la mano directamente sobre el glande (parte muy sensible). El lubrificante a base de agua evita que los penes sensibles se irriten.

Con una almohada para más realismo.
De pie o de rodillas con una almohada doblada delante de usted, de tal forma que simula la cavidad vaginal y le permite fantasear con el coito. También puede colocar la almohada a la altura de la ingle, frotando el pene de adelante hacia atrás y hacia arriba. Esta técnica permite aumentar la excitación. Justo antes del orgasmo, puede pasar, si lo desea, al método clásico o a una estimulación más directa. Si no, acelere el movimiento como durante el coito. Gracias a esta técnica podrá dar un toque realista a sus fantasías.

Con un "Sexy Toy".

Los masturbadores o estimuladores de látex cubren todo o parte del pene, permitiendo la estimulación de todo el sexo. Los hay que incluyen un vibrador de pilas, normalmente de velocidad variable, que aporta una sensación nueva de masaje. El material empleado (látex y derivados) es muy suave, y los progresos tecnológicos han llegado a recrear materiales sorprendentes, muy parecidos a la piel humana. Su forma varía: simples y prácticos, o más "reales" y con forma de vagina. ¿Y las muñecas hinchables? ¡Por qué no! Muchos hombres son decididos partidarios de las muñecas. Se deben escoger los modelos de látex y no los de plástico simple, con los que hay que ser mucho más imaginativos. Asimismo, numerosos artilugios "penetrantes" pueden ayudar a estimular el ano, la próstata y el punto G masculino. Pero no todos están dispuestos a realizar estas estimulaciones que, sin embargo, son completamente naturales...

Bajo la ducha para prolongar el placer.
De pie o sentado, podrá utilizar el jabón o el champú como lubrificantes. Sin embargo, es mejor evitar cualquier irritación; escoja de preferencia un lubrificante que no dañe la piel. La presión del agua sobre el glande y el pene es una sensación muy voluptuosa. Con esta técnica estimula todo el cuerpo: puede comenzar enjabonándose como lo haría su pareja, luego se puede masajear el ano, el periné, el escroto y los testículos, antes incluso de tocar al pene. Puede continuar con el método clásico . Dado que el pene y el glande no han sido estimulados i
nmediatamente, puede que necesite un poco más de tiempo para llegar al orgasmo. Otra ventaja: el "lavado automático" ¡ Ya no necesita limpiar el esperma con un pañuelo después de la eyaculación !

¿Cómo masturbar a un hombre?

La masturbación es de gran ayuda para que las personas mayores alcancen la erección. Con suaves caricias puedes llegar a alcanzar el orgasmo, pero el pene también admite una estimulación con menos sutileza. Rodea el cuerpo del pene con la mano y mueve la piel arriba y abajo ritmicamente, la velocidad, duración del movimiento y la presión a ejercer depende de cada persona, comentalo con tu pareja para que te indique lo más adecuado. El frenillo, zona justo debajo del glande con el pene erecto, puede resultar muy estimulante. A medida que tu pareja va llegando al orgasmo aumenta la velocidad de los movimientos. Tras la eyaculación el glande se vuelve muy sensible por lo que hay que dejar de apretar. Estimulación de los testículos Para casi todos los hombres es muy relajante que les acaricien los testítulos, eso sí, siempre con suavidad. Coje el pene con la mano y usa la otra para cubrir y recorrer los testículos y acariciar la zona entre los testículos y el ano. Esta zona es muy sensible. El escroto (bolsa que contiene los testículos) es como si fueran los labios exteriores de la mujer, por eso aunque las caricias y los besos produzcan sensaciones muy agradables, no es probable que desemboquen en un orgasmo.

El Orgasmo Femenino:

El orgasmo femenino ha sido siempre un tema de interés y de fascinación. A diferencia del orgasmo masculino, visible por la eyaculación de semen, el orgasmo femenino carece de señales evidentes que prueban la obtención del orgasmo. Es quizás por eso que el orgasmo femenino ha sido tan misterioso para hombres y mujeres.

Bueno, podemos empezar diciendo que no existe un patrón similar para el orgasmo femenino. Diferentes mujeres experimentan distintas sensaciones, intensidad y duración. Entonces es difícil describir en definitiva el orgasmo femenino. Sin embargo, podemos describir en 4 etapas el ciclo de Respuesta Sexual de la mujer, las cuales muestran que ocurre cuando una mujer se excita durante cualquier acto sexual, ya sea durante la masturbación o el coito. Estas 4 etapas han sido denominadas como: excitación, meseta, orgasmo y resolución. Es importante mencionar que estas etapas no tienen un marcado inicio o final, sino mas bien ocurren como un proceso continuo durante la respuesta sexual. Y en la mujer, este ciclo demora por lo general unos 15 minutos, a diferencia del hombre que usualmente llega al orgasmo entre 3 y 5 minutos. Por esta razón es que muchas mujeres no logran llegar al orgasmo.

La primer fase, denominada excitación, puede durar sólo unos minutos o varias horas después de iniciada la estimulación erótica. Por lo general, esta fase se inicia 10 a 30 segundos después de haberse iniciado la estimulación. Físicamente la mujer experimenta la lubricación, expansión y crecimiento de la vagina, el hinchamiento de los labios mayores y menores de la vagina, clítoris y senos. Además, hay un aceleramiento de los latidos del corazón, de la presión arterial y de la respiración.

En la segunda fase, de la meseta, los cambios experimentados en la etapa de excitación se acentúan. Los labios vaginales se engrosan y cambian levemente de color, además, las paredes vaginales se llenan de sangre y el orificio vaginal crece. El clítoris se llena de sangre y se vuelve erecto. Al igual que en la primera etapa, los latidos del corazón y el pulso continúan acelerándose. Además, los músculos de los muslos, caderas, manos y nalgas se tensan. En esta fase, se puede dar un enrojecimiento de la piel, que por lo general se da en el estomago, pechos, hombros o cara.

La tercera fase, la del orgasmo, es la etapa clímax del ciclo, y es por lo general la etapa mas corta, durando sólo unos segundos. En esta etapa, la mujer experimenta una serie de contracciones musculares involuntarias en la vagina, útero y/o recto, las cuales resultan muy placenteras. El número y duración de estas contracciones depende de cada mujer. En esta etapa, la velocidad de respiración, pulso y presión arterial llegan a su máxima aceleración. La tensión muscular llega también a su punto más alto, acompañados por lo general de reflejos musculares en las manos y pies.

La cuarta fase, la de resolución se caracteriza por el retorno a un estado de reposo. Esta fase puede durar de 5 hasta 60 minutos. En esta fase, el útero y el clítoris regresan a sus posiciones normales, ocurre un relajamiento de los músculos, el enrojecimiento de la piel y la hinchazón de ciertas partes desaparecen. Durante, esta fase, algunas mujeres pueden responder a estimulación adicional luego del orgasmo, a diferencia del hombre.

Es importante mencionar que el orgasmo en una mujer, es un comportamiento que se aprende y no algo que se nace sabiendo. Obtener el primer orgasmo es un proceso que requiere práctica y mucha paciencia. A diferencia de los hombres, que tienden a masturbarse desde muy jóvenes, las mujeres empiezan a experimentar su sexualidad mucho después. Esto dificulta en muchos casos la obtención del orgasmo.

También es importante recordar que muchas mujeres, es mas, se puede decir que la mayoría, necesitan que el clítoris sea estimulado directamente para poder llegar al orgasmo. Es decir, no basta sólo con la penetración para que una mujer llegue al orgasmo. En muchos casos, durante la penetración vaginal, el clítoris no recibe la necesaria estimulación, por eso se debe recurrir a la estimulación manual, oral u otras posiciones que proporcionen estimulación directa y consistente al clítoris.

Por último, para que la mujer llegue al orgasmo es tan importante la lubricación de la vagina, como lo es la estimulación del clítoris. Una vagina que no está lubricada lo suficiente resultará en una penetración dolorosa, bloqueando la obtención del placer y, por consiguiente, evitando que la mujer llegue al orgasmo. Por eso es muy importante que previo a la penetración, durante la fase de excitación, la mujer reciba el suficiente estímulo erótico para poder lubricar la vagina y lograr que esta se expanda y crezca para recibir el pene. Una buena regla a seguir es que la mujer dicte cuando debe ocurrir la penetración, de esa manera ella se asegura de estar lista para recibir el pene.

El secreto para obtener el mayor placer de una relación sexual es conocer lo que ocurre en nuestro cuerpo, al igual que en el de nuestra pareja, y mucha comunicación.

La fase siguiente a la excitación sexual es el orgasmo, que usualmente va acompañado de la eyaculación en el hombre. ¿Hay alguna diferencia entre el orgasmo y la eyaculación? Es una cuestión interesante. Estamos tan acostumbrados a asumir que vienen juntos - y a estar satisfechos con esta situación - que la mayoría de los hombres jamás intentan explorar la posibilidad que ellos puedan no estar tan unidos como generalmente suponemos. Sin embargo, como veremos, puede haber realmente algún fundamento en la idea que un hombre puede experimentar orgasmos múltiples.

Un orgasmo no puede ser detenido una vez que ha comenzado, porque es un proceso involuntario de contracción muscular y liberación de tensión. Pero un hombre puede controlar cuán rápidamente alcanza el orgasmo de varias maneras. La más obvia, es que él puede incrementar la presión sobre su pene haciendo los empujones más profundos o fuertes durante el coito, o por mano más vigorosa durante la masturbación, o teniendo un masaje de próstata de su pareja a través del perineo o a través de la pared interna del recto insertando un dedo a través del ano. Otra manera es contraer los músculos internos que van desde el hueso pélvico hasta el pene, un movimiento que tanto aumenta la velocidad del orgasmo como lo hace más intenso. Esta es la base de los así llamados ejercicios de Kegel, que se usan cuando las mujeres tienen debilidad en el control de la vejiga. En los hombres, aprender a contraer y fortalecer estos mismos músculos resulta en orgasmos mucho más intensos y una eyaculación mucho más potente.

Una vez que el nivel de estimulación ha alcanzado un punto que se inicia la fase final de la excitación sexual, su cuerpo se prepara para el gran climax de muchas maneras. Aumentan la presión sanguínea y el ritmo cardíaco, la respiración se hace más profunda y fuerte, y pueden ocurrir contracciones involuntarias de músculos a través de todo el cuerpo, un fenómeno que podría interpretarse como un impulso a penetrar más profundamente en el cuerpo de su pareja, incrementando así la probabilidad de que su semen sea depositado exitosamente dentro de ella.
El hombre puede abrazar sus brazos involuntariamente alrededor de su pareja y sostenerla firmemente, otro reflejo que pienso que deriva de nuestros ancestros animales - ¡lo último que quiere es que su pareja se escape en el momento de la eyaculación, después de todo el esfuerzo puesto en llevar su semen dentro de ella! Sé que esto no suena muy romántico, pero no podemos escapar al hecho que el sexo evolucionó para la reproducción, y mucha de su herencia histórica aún determina cómo lo hacemos, aún cuando lo hacemos por placer.

Inmediatamente antes del orgasmo mismo, el fluido seminal se acumula en el bulbo de la glándula próstata. Esto produce esa sensación familiar de eyaculación inminente - uno de los momentos más hermosos de ser un hombre. Entonces, en el momento del orgasmo, los testículos se acercan al cuerpo, el tracto urinario que conduce a la vejiga se cierra de manera que el semen tiene que salir del cuerpo a través del pene, más que pasar directamente a la vejiga, y toma lugar una serie de contracciones musculares que constituyen realmente el orgasmo. Estas contracciones ocurren en los músculos de la base del pene, los músculos del tronco del pene, alrededor del esfínter anal, el músculo pubococcígeo, y los músculos del recto - se contraen alrededor de ocho veces, quizá ligeramente más o menos, a intervalos de ocho décimas de segundo, y al hacerlo se expele el fluido seminal que contiene esperma. Estas contracciones pueden llevar a que el esperma se dispare o simplemente gotee, dependiendo de la condición de los músculos, del tiempo desde la última eyaculación, y del volumen de fluido que que se ha acumulado durante las fases previas de excitación sexual.

Los orgasmos, sin embargo varían. ¡No son todos sucesos que destrocen la tierra! Hay muchas razones por las que unos no son tan buenos como otros, seguro. Quizá una de las razones principales sea que involucran a todo el cuerpo, y entonces cosas sencillas como niveles de cansancio, fatiga, relajación y stress tendrán todos impacto en la intensidad de la experiencia. Obviamente, también influirá en su nivel de excitación y, en la intensidad de las sensaciones durante el sexo, cuán excitado o caliente se sienta usted. Un indicador de la intensidad del orgasmo de una persona es el grado en que los músculos faciales experimentan contorsiones o la sonoridad de sus gemidos involuntarios en el momento en que llegan.

Enfermedades

- Enfermedades Venéreas
- SIDA
- Incurvación Peneana
- Eyaculación Precoz
- Vaginismo
- Lesiones del Pene
- Patologías del Hombre
- Patologías de la Mujer

Temas Tabú

- Afrodisiacos
- Sexo Anal
- Sexo Oral
- Drogas y Sexo
- Alcohol y Sexo
- Fantasias Sexuales
- Juegos Sexuales
- Homosexualidad Femenina
- Bisexualidad

Pareja humana

La sexología es el estudio sistemático de la sexualidad humana y de las cuestiones que se relacionan con ella. Es el estudio de la vida sexual humana desde un punto de vista genital, fisiológico general, social y psicológico, en el cual participan un gran número de disciplinas y especialidades médicas y humanísticas, abarcando así todos los aspectos de la sexualidad.

Historia

El término sexología fue acuñado por Elizabeth Osgood Goodrich Willard (Sexology as the Philosophy of Life, 306-8. Chicago: Walsh, 1867.)

Uno de los primeros investigadores de la sexualidad fue Richard von Krafft-Ebing que registró varias desviaciones sexuales en el libro Psychopathia Sexualis y en el que acuñó el término sadismo.

Magnus Hirschfeld fundó el Instituto de Sexología de Berlín en 1919.

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX, Sigmund Freud desarrolló una teoría de la sexualidad basada en el análisis de sus clientes. La misma incluía una sucesión de etapas en el desarrollo sexual de la persona, pasando por las fases oral, anal y fálico genital.

En la década de los años 40, el investigador Alfred Charles Kinsey revolucionó el estudio de la sexualidad humana, recolectando datos de la población estadounidense con la que elabora "Los Informes Kinsey", dos famosos manuales acerca de la sexualidad. "El comportamiento sexual en el hombre" fue publicado en 1948 y "Comportamiento sexual en la mujer" en 1953.

Más adelante, en las décadas del 60 y 70, William Masters (médico ginecólogo) y Virginia Johnson (psicóloga) se dedican a observar y estudiar miles de respuestas sexuales humanas en un marco académico, con las que elaboran su libro "La respuesta sexual humana". También realizan avances en las aproximaciones terapéuticas a las disfunciones sexuales, tales como la eyaculación precoz, la disfunción eréctil y otras.

En 1974, otra investigadora, Helen Kaplan, publicó su libro "La nueva terapia sexual", en el que profundiza y avanza sobre las terapias descritas por Masters y Johnson, ideando terapias breves y de alta efectividad para los trastornos sexuales.

A partir de estos autores, la ciencia sexológica ha avanzado a grandes pasos, constituyéndose como dominio independiente de conocimiento, y una rama muy importante de la psicología y la medicina.

Algunos terminos sobre aspectos de la sexualidad

Artículo principal: Sexualidad humana

Norma sexual: Las culturas tienen diferentes normas sociales sobre la sexualidad. Muchas culturas definen la norma sexual como una sexualidad que consiste solamente entre un hombre y una mujer casados. Otros (como la Iglesia Católica Romana) van más allá, limitando la norma sexual a aquellos actos cuyos objetivos son de reproducción.

Sexualidad de grupos especiales: Discapacitados, niños y ancianos

Parafilias: Palabra griega para “fuera de” y filia “amor”...parafilia (fuera de amor, y es un acto poco común para conseguir excitación sexual).

Desarrollo sexual: Cambio físico durante la niñez, pubertad o adultez en el cuerpo. Principalmente entre los niños y jóvenes (madurando y desarrollando).

Coito: Unión sexual entre dos individuos del mismo o diferente sexo, ésta es la unión en el cual el órgano masculino es introducido en la vagina o el pene es introducido en el ano o boca.

Disfunciones sexuales: Es la dificultad durante cualquier etapa del acto sexual (que comprende deseo, excitación, orgasmo y resolución) el cual impide que uno de los dos o la pareja disfrute de la actividad sexual. Razones para esto:

  • Razones emocionales o psicológicas.
  • Las drogas o alcohol.
  • Lesiones en la espalda.
  • Aumento de tamaño de la glándula prostática.
  • Problemas con el flujo sanguíneo.
  • Deficiencias hormonales (niveles bajos de testosterona, estrógenos o andrógenos).

Adicciones sexuales: Adicción en la que se tiene una necesidad incontrolable de todo tipo sexo:


Abuso sexual: Emplear el poder o la violencia sobre una personas para obtener contra la voluntad de la víctima favores sexuales y/o realizar actos sexuales con ésta. Puede ser: física o moral. No se requiere violencia grave, ni es suficiente una violencia leve; se le llama violencia sexual en la que la víctima se resiste a está y el acto es empleado sin la víctima ser parte de ello. O mejor dicho cualquier acto sexual no consentido es considerado abuso sexual.

Véase también

Enlaces externos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada